Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 18 - Emiliano Zapata, Octavio Paz y Bill Reid
Publicación de junio, 1998.
Página previa Página siguiente

OCTAVIO PAZ (1914-1998)

  Artículo por Edmundo Farolán   (version pdf)

Octavio Paz, 84, el escritor mexicano, cuyas obras refejan las
metáforas e imágenes gráficas de los aztecas y conquistadores,
murio de cáncer el 19 de abril en su casa en Coyoacán, Ciudad de
México. Poeta, ensayista, pensador, crítico social, traductor y hombre
de letras, este personaje eminente figura entre los grandes literatos
del s. XX. Ayudó a dar significado a la identidad mexicana, y su
compatriota, el novelista Carlos Fuentes, le llamó `el gran renovador
del lenguaje español, un poeta y ensayista universal.` En 1990, la
Academia Sueca de Letras le otorgó el Premio Nobel en Literatura
por su `integridad e inteligencia humanística`.

Sus dos más famosas obras fueron El Laberinto de la Soledad, un
ensayo analítico y clásico sobre el alma y la sicología mexicana,
publicado en 1950, y su poesía Piedra de Sol escrita en 1957, una
metáfora lírica basada en el calendario circular azteca, y escrito en
584 endecasílabas. Como en sus otras poesías, el tema de este
poema trataba del mito y el misticismo, el tiempo y la memoria, el
amor y el arte.

Paz comenzó su carrera como maestro y luego sirvió por 24 años en
el cuerpo diplomático. En 1968 dejó su puesto de embajador
mexicano en India en protesta contra la supresión y la matanza de los
estudiantes de la UNAM que se manifestaban contra el gobierno
mexicano.

Habló varias lenguas además del inglés e hindí, y enseño en varias
universidades inglesas y estadounidenses (Texas, Harvard,
Cambridge, etc).

Fundó varias revistas literarias y políticas, la más reciente, Vuelta, que
apareció por primera vez en 1976, con la intención de introducir
paralelismos entre el pensamiento europeo y latinoamericano.

Cuando ganó el Premio Nobel, el diario Washington Post entrevistó al
poeta quien dijo: `As a poet, my only job was to write the best I could
. . . But also being a modern writer in the society we live in, a writer is
not only a fashioner of fiction but a critic of society. I want to be, after
the Nobel Prize, a poet and a critic.`

Escritor e intelectual, Paz tenía carisma personal. En su
nativa Ciudad de México, la gente le aclamaban en las calles como si
fuera un santo o un dios. Millones de lectores leían sus comentarios
culturales y políticos en los diarios y revistas del país.

A la temprana edad de 17 años, empezó a escribir reseñas literarias,
y compartió las ideas políticas de su padre, un zapatista y abogado,
miembro de una de las facciones políticas más radicales de México, y
esto influyó mucho al joven Octavio quien siguió la carrera de su
padre. Ingresó en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de
México) para estudiar Derecho, pero no terminó su carrera. Salió del
país y viajó a Europa donde vivió un año en España, apoyando la
causa repulicana durante la Guerra Civil. Cuando las fuerzas
franquistas triunfaron, ayudó a muchos republicanos emigrar a
México.

Volvió a México en 1938, y trabajó en un periódico sindical y fundó
otra revista literaria, Taller, junto con los exilios políticos republicanos
españoles. En 1941 publicó su libro de versos, Entre Piedra y Flor,
y en 1944 salió para Estados Unidos por una beca de Guggenheim .
En este periodo, leyó y estudió los poetas T.S. Eliot, Ezra Pound,
William Carlos Williams, Wallace Stevens y E.W. Cummings.

En 1945 trabajó para el servicio diplómatico, y fue designado a Paris,
donde conoció a Jean-Paul Sartre y Albert Camus. Luego sirvió en
Suiza, EE.UU., y Japón. Fue durante los años en París cuando Paz
escribió El Laberinto de la Soledad. He aquí un fragmento de su
ensayo: `La desesperación, el rehusarse a ser salvado por un
proyecto ajeno a su historia, es un movimiento del ser que se
desprende de todo consuelo y se adentra en su propia intimidad: está
solo. Y en ese mismo instante, esa soledad se resuelve en tentativa
de comunión. Nuevamente, desesperación y soledad, redención y
comunión, son términos equivalentes.`

Cuando le fue otorgado el Premio Nobel a Paz , su poesía publicada
en 1957, Piedra de Sol, fue descrita como una poesía existencialista
que interpreta la muerte, el tiempo, el amor, y la realidad:

un sauce de cristal, un chopo de agua,
un alto surtidor que el viento arquea,
un árbol bien plantado más danzante,
un caminar de río que se curva,
avanza, retrocede, da un rodeo
y llega siempre:
Piedra de sol.

Según Ramón Xirau, Piedra de Sol es un poema clave. En la primera
edición, Paz hacía notar que el poema consta de 584 endecasílabos y
que `este número de versos es igual al de la revolución sinódica del
planeta Venus`. Los seis versos que inician y terminan el poema son
versos de pureza, versos de una realidad perfecta y hermosa... En el
cuerpo del poema, encontraremos redenciones y caídas, nacimientos
y muertes, negaciones y afirmaciones. El amor aparece, en primer
término, como posibilidad de comunicación: `voy por tu cuerpo como
por el mundo`. Y el amor, como la imagen poética, es un instante
de reconciliación de los contrarios....

En 1981 ganó el premio literario más prestigioso en el mundo
hispánico, el Premio Cervantes, y el año siguiente, el premio
Neustadt. También en 1982, escribió `Trampas de la Fe,` la historia
de Juana Inés de la Cruz, una cortesana del s. XVII que se convirtió
en monja.

A través de los años, Octavio Paz escribió ensayos y poesías que
fueron publicados en varias antologías en EE.UU., la más reciente,
Mexico en la Obra de Octavio Paz (3 tomos). Fue uno de los
principales poetas que adaptó la poesía japonesa, haiku, en poesía
española.

Se divorció de su primera mujer, Elena Garro, con quien tuvo una
hija, la novelista Helena Paz, y se casó otra vez en India en 1964 con
la francesa Marie-Jose Tramini.

El Dr. Martin Luther King, adalid de la igualdad entre las razas, en compañia de Malcom X.

El Dr. Martin Luther King, adalid de la igualdad entre las razas, en compañia de Malcom X.



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

  1. Mensaje del obispo Samuel Ruiz de Chiapas, México
    Artículo por Claudia Hernández
    (ver versión en pdf)
  2. Murió el maestro Octavio Paz
    Artículo por José Tlatelpas
    (ver versión en pdf)
  3. OCTAVIO PAZ (1914-1998)
    Artículo por Edmundo Farolán
    (ver versión en pdf)
  4. Brindis
    Poesía por Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura
    (ver versión en pdf)
Loading...