Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 67 - Mayo del 2002
Publicación de mayo, 2002.
Página previa Página siguiente

DEL NARCOCORRIDO A LOS FOLCLORISMOS, TEMA DE ESPECIALISTAS

  Noticia por Fernando Ruiz   (version pdf)

"El análisis del corrido de narcotráfico (o narcocorrido) nos otorga muchos elementos significantes para inferir cómo la sociedad se piensa a sí misma, y cómo ésta se construye una imagen con la participación de diversos estereotipos leídos desde el exterior", afirmó el investigador Miguel Olmos en la sesión inaugural del IV Congreso de la Rama Latinoamericana de la Asociación Internacional para el Estudio de la Música Popular en América Latina (IASPM), que se lleva a cabo en el Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Agregó que este género popular es un símbolo de una contra-cultura no reconocida por la sociedad política del país, que de manera paradójica fomenta y prohíbe expresiones musicales con una carga ideológica que no puede pasar inadvertida.

En su ponencia, presentada en el Aula José Vasconcelos del Cenart, donde se dieron cita especialistas de Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela, Cuba, Inglaterra y México, Olmos sostuvo que el corrido del narcotráfico es actualmente una de las expresiones musicales con mayor contenido contestatario en todo el país. "Al igual que muchos géneros, el narcocorrido se separa de la lógica tradicional de expresión desplegándose en una segunda instancia de reproducción de manera autónoma", expresó.

Aun cuando el corrido del narcotráfico se nutre con la infraestructura mediática, su contenido ideológico se desarrolla gracias a una visión del mundo que legitima y reproduce la "cultura del narcotráfico", aseguró el estudioso luego de la inauguración de este congreso que agrupa a 130 miembros de 12 naciones de América Latina.

Este fenómeno, dijo, se generaliza en los estados de Sonora, Sinaloa, Chihuahua y Durango y en la región fronteriza dominada por los principales cárteles de la droga.

Olmos cautivó la atención del auditorio con el tema de su ponencia La música popular y el corrido de narcotráfico en el norte de México. Desde sus inicios, aseguró, el corrido de contrabando de droga suscita grandes expectativas en la cultura comercial; conforme la sociedad se hace partícipe de la puesta en escena del fenómeno, la gente se identifica sustancialmente con este tipo de manifestaciones. Ante esta situación no queda otro remedio que apropiarse de ellas.

También planteó que el corrido del narcotráfico no sigue el mismo camino de alineación que otros géneros tradicionales como los sones de mariachi, los cuales fueron apropiados, al igual que el corrido, por el mercado como parte del movimiento de identidad nacional, sin embargo, agregó, su expresión tradicional sigue cultivándose intensamente en los estados de Jalisco y Nayarit.

EL ROCK Y LAS TRASNACIONALES

Cecilia Vilchis, en la misma sesión de apertura de este encuentro que se prolongará hasta el sábado 6 de abril con una serie de sesiones plenarias y grupos de trabajo, describió la relación entre los medios masivos, las trasnacionales y los grupos mexicanos de rock. Se refirió específicamente al sello Discos Manicomio e hizo un comentario sobre la historia del rock mexicano.

Su tema Trasnacionales y rock en México se refirió a la situación actual de los medios en nuestro país e ilustró: la radio, televisión, impresos, en internet, como canales a través de los cuales se difunde la música para concluir que si bien existen alternativas para el rock mexicano, la posibilidad que tiene de moverse en los medios es altamente limitada.

"El fenómeno social que se percibe son las concentraciones, reflejadas en los consorcios mediáticos y megacorporaciones de entretenimiento, que imposibilitan la competencia equitativa, la diversidad y la libertad de expresión. Además, los artistas y las revistas de rock, entre otros, se quejan de la falta de creatividad por la cantidad de copias de `fórmulas exitosas`. Contrastemos esto con la estandarización de los programas, con la exclusión de nuevas posibilidades creativas, la autocensura y la imposición, por parte de los programadores y productores, de quienes serán transmitidos", apuntó.

Agustín Ruiz Zamora, de Chile, abordó en la segunda mesa de trabajo de este martes, el tema Folklore musical y folklorismo en la producción discográfica chilena del siglo XX. Este ensayo, dijo, propone una revisión diacrónica del imaginario del folclore musical chileno, ocurrido en el contexto de la industria discográfica nacional entre las décadas de 1920 a 1960: "la revisión comprende distintos momentos en la construcción del relato urbano acerca del mundo rural, mediante el análisis del desarrollo temático y los cambios estilísticos que ocurrieron en el tratamiento de los géneros y repertorios musicales que llegaron al disco y se consolidaron a través del él".



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

Loading...