Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 72 - Los amigos perdidos
Publicación de octubre, 2002.
Página previa Página siguiente

ME VEO COMO UN GOZOSO DESMENUZADOR DE PELÍCULAS: JORGE AYALA BLANCO

  Artículo por Gibrán Bazán   (version pdf)

A 40 años de ejercer la crítica

Aunque aseguró que por primera vez entraba a una plática de chat en el ciber-espacio, Jorge Ayala Blanco demostró cómo, además de su capacidad para convertir a la crítica en una obra de arte, aprende con rapidez los artilugios de la era de las computadoras, obsequiándo un poco de la ironía que ha cosechado a lo largo de 40 años de ejercer el análisis fílmico-literario.
Ataviado con mezclilla y sin dejar de sostener su botella de agua, el periodista y crítico cinematográfico charló por más de una hora con los numerosos cinéfilos que el pasado jueves 5 de septiembre, a las 17:00 horas, intervinieron en el chat organizado con motivo de la reciente presentación de su libro El cine, juego de estructuras, editado por la Coordinación de Periodismo Cultural, de la Dirección General de Comunicación Social del Conaculta.

Aunque al principio consideraba que las charlas a través de la computadora se antojaban lentas e impersonales, el periodista terminó por exclamar ¡Esto está muy intenso! al responder sin descansar un solo minuto, a las docenas de preguntas que le formulaban los muchos lectores de su columna Cinelunes Exquisito, que publica en el periódico El Financiero.

Preguntas que iban desde su opinión sobre los directores y actores mexicanos, hasta las políticas cinematográficas y los recientes escándalos fílmicos, fueron respondidas por Ayala Blanco con el humor negro, colorado, y de toda la colorida gama que caracteriza a sus textos.

El crítico demostró en cada respuesta cómo "el ejercicio de la ironía es una de las actividades más placenteras del ser humano". Afirmó que las cualidades temáticas del cine se han transformado notoriamente a través de las décadas y que las estructuras del cine responden hoy a complejos planteamientos narrativos.

De las películas que actualmente se exhiben en cartelera, dijo que el filme Sentencia Previa, se acerca al barroquismo de la cinta de culto Blade Runner, convirtiéndose en una de las mejores producciones del año, aun cuando fue un trabajo dirigido por el buen Spielberg-Disney.

Sobre la polémica cinta El crimen del Padre Amaro, afirmó que ésta es una pequeña gran película que rescata de forma pulcra el género pueblerino. Aseguró que lejos del escándalo, su director, Carlos Carrera, regresó al camino de las películas con contenido y celebró el alejamiento del cineasta de historias inverosímiles.

Después de más de sesenta minutos de charla continua, Jorge Ayala Blanco se despidió de la concurrencia y afirmó que su percepción del cine ha cambiado con los años, además de que nunca ha dejado de ser un espectador más frente a la pantalla. "Yo sigo acudiendo al cine por gusto, como una forma de placer, no hay nada que disfrute más. A mis 40 años de crítico me considero todavía un gozoso desmenuzador de películas", concluyó.

El periodista y crítico cinematográfico Jorge Ayala Blanco (Foto: Jorge Vargas)

El periodista y crítico cinematográfico Jorge Ayala Blanco (Foto: Jorge Vargas)



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

Loading...