Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 75 - Poesía y corridos afromexicanos
Publicación de enero, 2003.
Página previa Página siguiente

MARIO MOLINA CRUZ OBTUVO EL PREMIO NACIONAL DE CUENTO, MITO Y LEYENDA ANDRÉS HENESTROSA 2002

  Noticia por Elisa Ruiz   (version pdf)

Oaxaca, Oax.- El Premio Nacional de Cuento, Mito y Leyenda Andrés Henestrosa 2002, convocado por el gobierno estatal en coordinación con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, fue concedido a Mario Molina Cruz, originario del municipio zapoteca de Villa Hidalgo Yalalag, quien recibió el galardón de manos del escritor Andrés Henestrosa, en el salón de actos del Instituto Oaxaqueño de las Culturas, ubicado en el teatro Macedonio Alcalá de esta ciudad.

Con la presea, consistente en 50 mil pesos y diploma, se reconoció el trabajo Los cuentos de Lachibeyid, firmado por Molina Cruz con el seudónimo de Colibrí Danzante. En el mismo acto se otorgaron dos menciones honoríficas para los autores de La fiesta de los grumetes, de César Rito Salinas y de Inventos de la memoria, de Israel Castellanos Jiménez, ambos autores oaxaqueños que, en opinión del jurado, ofrecen una gran calidad literaria.

Los integrantes del jurado: Manuel Matus Manzo, Víctor Pérez Rejón y Jorge Pech Casanova, seleccionaron al ganador de entre 24 participantes de distintos estados de la República Mexicana.

El Premio de Cuento, Mito y Leyenda lleva el nombre de Andrés Henestrosa como homenaje por haber sido de los primeros escritores en llevar a la literatura la tradición oral de los pueblos indígenas de Oaxaca, a través de su libro de leyendas zapotecas: Los hombres que dispersó la danza.

Mario Molina, promotor cultural indígena explicó que en Los cuentos de Lachibeyid recupera los mitos, fábulas y tradiciones de la comunidad zapoteca de la sierra norte de Oaxaca. Lachibeyid, significa valle de las mariposas en zapoteco y es un pueblo imaginario que le permitió abordar con mayor libertad historias como la de la Matlacihua, una mujer justiciera que intenta conducir por el buen camino a los hombres extraviados en la vida. También relata la forma como se realizan las bodas, a la usanza prehispánica, en las comunidades indígenas.

"Lo escribí para aclarar el malentendido de que en nuestros pueblos vendemos a las mujeres; lo que sucede es que los familiares e invitados cooperan con artefactos domésticos o con otros elementos los cuales permiten al nuevo matrimonio fundar las bases de su hogar, pero en ningún momento se pone precio a una mujer para que pueda ser desposada", indicó.

Mario Molina es promotor cultural indígena, fundador de la Sociedad Nacional de Escritores en Lengua indígena y ha sido becario en dos ocasiones del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) para la realización de varios libros. Entre sus obras se encuentran: Las fábulas del fin de siglo, Fuego Nuevo y La raíz del viento. Actualmente es editor de la sección literaria del Centro de Lenguas Indígenas de Oaxaca, dependiente del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

Loading...