Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 77 - Mundo de Distintos Aires
Publicación de marzo, 2003.
Página previa Página siguiente

MUERE AUGUSTO MONTERROSO

  Artículo por Georgina Hidalgo   (version pdf)

Víctima de un paro cardiaco, a la edad de 81 años

MUERE AUGUSTO MONTERROSO, ESCRITOR QUE SABÍA EL PESO EXACTO DE LAS PALABRAS

"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí". Breve y profunda, como este cuento de siete palabras, es la enseñanza que deja Augusto Monterroso a los escritores contemporáneos.

Renovador de la tradición de la fábula, cuentista de imaginación sagaz e irónico sentido del humor, el escritor criado en Guatemala, aunque nacido en Honduras en 1921, murió la noche del viernes 7 de febrero a consecuencia de males cardiacos. Fue velado el sábado siguiente en una agencia funeraria de la Ciudad de México, el domingo fue cremado en el Panteón Español y sus cenizas depositadas en su domicilio en Chimalistac.

El mundo literario se estremeció al conocer la noticia del fallecimiento del autor de La oveja negra y demás fábulas. Como acabados de despertar de una pesadilla, escritores y poetas, entre ellos Elena Poniatowska, Alí Chumacero, Gabriel García Márquez, Miriam Moscona, Mónica Mansour, Jorge Manrique, Federico Campbell, Álvaro Mutis, María Luisa Mendoza y Marco Antonio Campos acudieron a presentar sus condolencias a la viuda, Bárbara Jacobs.

Sari Bermúdez, presidenta del Conaculta, y Saúl Juárez, director general del INBA, acudieron a las exequias y manifestaron la disposición institucional para rendir un homenaje póstumo al Premio Internacional de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo 1996.

Dijo que será Bárbara Jacobs quien decida cuándo será el homenaje. "Nos ilusiona rendirle este reconocimiento a su trayectoria, obra y persona", expresó la titular del Conaculta a la salida de la funeraria.

Amigos, colegas y editores reconocieron el humor, la generosidad y el estilo inteligente, mesurado y elegante del guatemalteco, quien vivió exiliado en México desde 1956, nación que le entregó entre otros reconocimientos, el Águila Azteca.

"Su aporte fue enseñar el peso exacto de las palabras, de las que abusamos tanto la mayoría de las personas. Supo decirlo todo sin distracciones, pocas palabras, poco tiempo y espacio", dijo la China Mendoza.

Breve pero conciso, la práctica del análisis irónico de la condición humana caracteriza el estilo literario de Augusto Monterroso, mismo que le valió premios importantes como el Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias.

El concierto, El eclipse, La oveja negra y demás fábulas, La letra E, Los fragmentos de un diario, Obras completas y otros cuentos, Movimiento Perpetuo, La palabra mágica, Lo demás es silencio (La vida y la obra de Eduardo Torres) son su legado.

Quizá, como expresó Elena Poniatowska, "el mejor homenaje para él es leerlo, enseñarlo, conocerlo y divulgarlo".

Augusto Monterroso, un ejemplo de profesionalismo y dedicación en la literatura latinoamericana. CNCA

Augusto Monterroso, un ejemplo de profesionalismo y dedicación en la literatura latinoamericana. CNCA



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

  1. Editorial
    Editorial por Jose Tlatelpas
    (ver versión en pdf)
  2. MUERE AUGUSTO MONTERROSO
    Artículo por Georgina Hidalgo
    (ver versión en pdf)
  3. LOS SECRETOS DE LAS GONGORA
    Narración por Marta Sepúlveda Góngora
    (ver versión en pdf)
  4. Los Motivos del Lobo
    Poesía por Rubén Darío
    (ver versión en pdf)
  5. Homenaje a Ismael Rodríguez
    Artículo por Jesús de León
    (ver versión en pdf)
  6. ARTURO MONTOTO: Frente al estanque
    Entrevista por Argel Calcines
    (ver versión en pdf)
Loading...