Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 81 - Al Son de la Marimba
Publicación de julio, 2003.
Página previa Página siguiente

La marimba: producto sincrético de las culturas mesoamericana y africana

  Artículo por Ángel Trejo   (version pdf)

LA MARIMBA: PRODUCTO SINCRÉTICO DE LAS CULTURAS MESOAMERICANA Y AFRICANA:
DICE EL POETA ROBERTO LOPEZ MORENO

Ángel Trejo

Tuxtla, Gutiérrez, Chis., El III Festival Internacional de Marimbistas -en cuyo ámbito se celebraron los concursos XIX Estatal y III Nacional de Marimba- reactivó la antiquísima polémica entre "africanistas" y "americanistas" sobre el origen geográfico de este instrumento que desde hace siglo y medio es símbolo de la cultura popular de Chiapas y Guatemala.

La controversia fue desatada por el poeta chiapaneco Roberto López Moreno, quien durante su conferencia al arranque del festival, reivindicó la teoría "americanista", que afirma que la marimba surgió en el siglo XIX en Chiapas, Guatemala y otros países de Centroamérica, con base en aportaciones propias de la región y un aporte mínimo de los esclavos de África.

Sin embargo, la teoría de López Moreno postula una solución ecléctica porque plantea la configuración histórica de la marimba como un producto del sincretismo entre las culturas indígena y africana. Sobresale en su propuesta que el surgimiento de "teclados fue simultánea en una franja del planeta situada entre el Trópico de Cáncer y la línea del Ecuador".

"Si uno ve con detenimiento el globo terráqueo -planteó el autor en su conferencia- puede advertir que en una misma franja se ubican Centroamérica, los países de la región central africana, Indonesia, Vietnam y Japón, naciones con climas, paisajes y selvas de maderas similares, donde se han localizado teclados primitivos".

El conferencista explicó que en Mesoamérica, del centro de México a Costa Rica, se han detectado teclados primarios de la época prehispánica elaborados con piedras y maderas. Citó el caso de los "litófonos" aztecas (cuicatepetl: piedras golpeadas con palos y bolas de hule) y el "yolotli", un instrumento mixe-populuca-zoque de maderas, descubierto en Jiquipilas, Chiapas.

López Moreno citó igualmente el "vaso de Pennsilvania", una pieza de alfarería que data del año 600 a.C. en el que está grabada una tablilla de madera que sugiere una marimba "primaria" descubierta en el departamento de San Marcos, Guatemala; una vasija con una "marimba de brazo" de procedencia histórica similar hallada en El Salvador; y otra "marimba de brazo" pintada en un mural en el Museo de San Salvador.

Estas marimbas primarias, de origen maya, al igual que un "gonfon" maya quiché, refuerzan la teoría "americanista" que postula el origen de la marimba en Mesoamérica, sin desconocer la aportación que los esclavos africanos hicieron en el diseño posterior del instrumento que se conoce como marimba y que hoy enriquece todos los escenarios de música popular y clásica de gran parte del mundo.

La aportación africana, tercia el investigador César Pineda del Valle -autor de Fogarada, antología de textos históricos sobre la marimba- consistió en dotar a las maderas cantarinas mesoamericanas de las cajas de resonancia que no tenían y que suplían con cascabeles de serpiente, como era el caso de los "yolotlis".

Las cajas de resonancia traídas por los africanos eran los "tecomates", cuyo uso musical se desconocía en la región y configuraron básicamente lo que era la "marimba" africana: un instrumento pendido del cuello y la espalda, sostenido de la cintura por un arco de madera. Los calabazos -agujereados por debajo- eran teclas y cajas de resonancia al mismo tiempo.

Este sencillo aparato musical, denominado "rongo" o "balafón, llegó a Chiapas junto con los primeros esclavos africanos en 1548, tres años después del descubrimiento del "yolotli" (1545), hecho que patentiza la independencia de los vibráfonos mesoamericanos con respecto a lo que los "africanistas" reivindican como antecedente único de la marimba.

"Lo que ocurrió después -añade don César Pineda- fue un proceso sincrético interesante: los indígenas mesoamericanos adaptaron los tecomates como cajas de resonancia a sus tablillas de madera, dando el primer paso a la configuración lenta de lo que hasta el siglo XIX se configuraría como la marimba, cuyo nombre es ciertamente africano".

Pineda del Valle, investigador de culturas populares de la Universidad Autonóma de Chiapas (UACH), describe el tránsito del primer aparato musical surgido a partir de la combinación entre el "yolotli" chiapaneco y el "rongo" africano, de la siguiente manera:

"Primero hubo una marimba de cuello, con teclas de madera, tecomates como cajas de resonancia y arco como soporte. Luego vino una marimba de parihuela, sostenida por dos personas y tocada por un tercero. Más tarde vino una marimba de estaca, bajando por primera vez a la tierra; después le pusieron dos estacas o patas.

"Más adelante -continuó el presidente de la Asociación Estatal de Cronistas de Chiapas- le pusieron tres patas, con un teclado y para un solo ejecutante. Para entonces las cajas de resonancia eran ya de madera y no de tecomate.

Y hacia 1840 en San Bartolomé de los Llanos, hoy Venustiano Carranza, don Manuel Bolán, considerado el "padre de la marimba", construyó el primer instrumento con una mesa de cuatro patas para tres ejecutantes y con la estructura que conserva a nivel mundial.

Una aportación importante para el desarrollo ulterior de la marimba fue hecha por don Corazón de Jesús Borrás, quien le agregó un segundo teclado para que tuviera la misma riqueza de sonidos que un piano. Esta innovación fue conocida en 1897, el día del Señor del Pozo, ante la expectación del pueblo de San Bartolomé de los Llanos.

"En conclusión, marimba es un producto sincrético de las culturas africana y mesoamericana, como muchas de las expresiones artísticas de nuestro pueblo. Tiene razón López Moreno cuando dice que la marimba no es de África, pero que también vino de ahí, teoría que concilia las dos enfrentadas y que se apega más a la realidad", comentó Pineda del Valle, quien asegura que los "africanistas" debieran saber que la marimba del llamado continente negro sigue "tocándose con tecomates, colgada del cuello o sobre la tierra".

El instrumento se elaboró con elementos de ambas culturas al cabo de un proceso de fusión de tres siglos: César Pineda.

El instrumento se elaboró con elementos de ambas culturas al cabo de un proceso de fusión de tres siglos: César Pineda.



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

Loading...