Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 82 - Pluralidades
Publicación de agosto, 2003.
Página previa Página siguiente

EL INAH PREPARA 12 DICCIONARIOS GRÁFICOS PARA APRENDER LENGUAS INDÍGENAS

  Artículo por Fuente   (version pdf)

Especialistas en lenguas indígenas de la Dirección de Lingüística del INAH, además de traductores, hablantes nativos y diseñadores gráficos, participan en el primer proyecto de tal envergadura para la publicación de 12 diccionarios gráficos de diferentes lenguas indígenas de México: el popoluca y tepehua (Veracruz); el yoreme o mayo (Sonora); el chontal (Tabasco); el zapoteco (Istmo de Tehuantepec); el chichimeco Jonaz (San Luis Potosí); el mam (Chiapas); el maya (Yucatán); el amuzgo (Oaxaca); el tepehuano (Durango); el náhuatl y huasteco.

Siguiendo la metodología aplicada por los terminólogos Jean-Claude Corbeil y Arianne Archambault, quienes trabajaron en la defensa y revaloración del francés canadiense ante el embate del inglés, este grupo de lingüistas mexicanos, coordinado por Eréndira Nansen, pretende ayudar a conservar estas lenguas que forman parte del patrimonio cultural de su país.

El objetivo del proyecto es publicar una serie de diccionarios ilustrados que muestren diversos aspectos de cada cultura. Las imágenes, en forma de dibujos esquemáticos, remitirán a un concepto particular e irán acompañadas del término correspondiente. La principal función de los diccionarios será constituir una singular herramienta de consulta y de apoyo a la enseñanza-aprendizaje de estas lenguas; asimismo, contribuir a la codificación escrita y la fijación de las normas ortográficas de dichas lenguas, tal y como lo hacen otros diccionarios.

Al igual que el modelo canadiense, estos diccionarios gráficos temáticos buscan que cualquier persona que desee conocer un objeto o un aspecto de la lengua y la cultura indígenas pueda leer los términos en dicha lengua, y además versiones en español e inglés.
Se trata, pues, de una idea novedosa, que utiliza diseños de alta tecnología, aunque es parte de una larga tradición, explicó la lingüista.

En la Europa medieval se utilizaron diccionarios con ilustraciones para la enseñanza del latín. Igualmente, en América, durante la Colonia, los frailes tomaron la misma idea para la evangelización, la cual tuvo gran éxito en el nuevo mundo debido a la tradición de escritura pictográfica de algunas culturas prehispánicas.

A diferencia de los diccionarios tradicionales, en los que sólo se consigna el significado, aquí se mostrará la imagen que representa el concepto, como por ejemplo un tipo de flor y las partes que la componen, con sus nombres en las tres lenguas.

De esta manera, el equipo del INAH ha considerado representar los objetos y acciones de la vida cotidiana de los pueblos indígenas, los de uso ancestral y los de la vida moderna, como una forma de conocer más sobre su lengua y cultura.

A través de las palabras e ilustraciones se mostrarán aspectos diferentes de la vida cotidiana, como fiestas, danzas, técnicas artesanales, sistemas de pesos y medidas; asimismo, temas que son requeridos en las materias escolares y que resultan de difícil comprensión a través de la lectura, como el sistema planetario o la anatomía humana.

Cada diccionario se realizará según la concepción que una comunidad tiene sobre la vida; su ordenamiento temático reflejará esta visión, a diferencia de las obras tradicionales, que van de lo general a lo particular.

Se trata de mostrar cómo se ordena la vida de estos grupos a través de las ilustraciones. Por ejemplo, el concepto más importante en algunas culturas es la tierra; en otras, los mitos a través de los animales. De ello se pueden desprender sus ideas sobre ecología o economía.

Se podrá apreciar, por ejemplo, un telar y sus partes dentro del tema de indumentaria, del que a su vez se desprenderán el tipo de ropa de uso cotidiano y ritual, luego las fiestas, música e instrumentos.

De esta forma se ofrecerá una explicación etnográfica que marque las diferencias entre los grupos en cuanto a sus costumbres, tradiciones y formas de nombrar los objetos.

Entre los grandes prejuicios sobre las lenguas indígenas que están arraigados en México se encuentra la idea de que no se pueden escribir porque tienen sonidos muy complejos, que su vocabulario es muy reducido y que, por tanto, es imposible hablar en ellas sobre determinados temas. Por ello, estas obras demostrarán su riqueza lingüística, pues recopilarán un corpus bastante amplio de palabras.

Cada diccionario tendrá entre 300 y 350 hojas, y reunirá un vocabulario básico de 2,500 palabras. Existen dominios léxicos que no se han registrado, porque nunca se han estudiado para explicar e ilustrar aspectos del conocimiento de las comunidades.

Para ello se trabajará directamente con la gente involucrada en las diversas actividades de cada comunidad, como los pescadores, para conocer los nombres de peces, o los artesanos, para registrar los nombres de técnicas e instrumentos. De esta manera se reunirá un léxico especializado de saberes ancestrales, que nunca se incluye en los diccionarios tradicionales.

Durante la primera etapa, luego de año y medio de trabajo de gabinete y temporadas de campo, se realizará el registro fotográfico de los objetos que se incluirán en las publicaciones. Posteriormente se procederá al diseño editorial y se seleccionarán las imágenes que resalten las características de cada pieza.

En el largo plazo se pretende realizar el registro fonográfico del léxico en un CD-ROM con las pronunciaciones de las 12 lenguas, acompañadas de las ilustraciones y la escritura. Esto se prevé para el año 2007, una vez que se concluya la edición de los diccionarios ilustrados, que hasta el momento presenta mayores avances en el zapoteco, yoreme o mayo, popoluca, chontal y tepehua.

Entre los investigadores del INAH que participan en el proyecto se encuentran Benjamín Pérez González, Rosa María Rojas, Guadalupe Hernández Sierra, Héctor Enríquez, Francisca Quintana, José Luis Moctezuma, Ángela Ochoa, Carmen Herrera, María Ambriz, Alfredo Ramírez Celestino y Susana Cuevas. También colaboran Miguel Ángel Domínguez Ramos, Víctor Vázquez Castillejos y Rossana Cervantes.

El proyecto, financiado por el INAH, ha recibido el apoyo del gobierno de Québec y de Unión Latina, organismo que fomenta el estudio de las lenguas. La edición estará a cargo de la empresa canadiense Québec-Amerique International.

Se pretende obtener otros financiamientos de los sectores público y privado para imprimir una edición económica que se distribuirá en las regiones de las lenguas investigadas, cuyas comunidades han participado activamente en la creación de las obras.

Se agregarán neologismos, términos sugeridos por los lingüistas que, de ser aceptados por las comunidades, servirán para denominar objetos de la vida moderna y para sustituir paulatinamente los préstamos arraigados del español y otros idiomas. El propósito es dar alternativas para desarrollar y actualizar el vocabulario de las lenguas nativas, además de contribuir a elevar su estatus social frente al del español.

Las lenguas más amenazadas y deterioradas presentan mayor número de préstamos y de neologismos; otras como el náhuatl tienen muchas versiones para denominar las cosas.

Asimismo, hay lenguas que, a diferencia del maya o zapoteco, no cuentan aún con un alfabeto. En este caso, el INAH, pionero en la aplicación de alfabetos prácticos para conservar este material, propone simplificar el entendimiento y pronunciación a través de escrituras con letras simples, que concuerden en lo posible con los sonidos, y que, como en todas las lenguas con alfabetos, se irán modificando a través del desarrollo de sus normas de escritura.

Este proceso es válido, pues se trata de un alfabeto creado sobre una base científica y se emplean letras analizadas por su grafía y fonema. El alfabeto es el primer escalón y las reglas de pronunciación, escritura y redacción son los pasos siguientes.

Una vez que se concluya esta serie, se planea continuar con otras grandes lenguas como el otomí, purépecha, tzotzil, cora y huichol, concluyó Eréndira Nansen.

4. "Personas, obras, cosas" es el título de la bitácora que el escritor Andrés Henestrosa ha conformado a lo largo de los años.
Foto: Melitón Tapia



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

  1. Editorial
    Editorial por José Tlatelpas
    (ver versión en pdf)
  2. Poemas de Edwin Lozada
    Poesía por Edwin Lozada
    (ver versión en pdf)
  3. Edmundo Farolán, Poeta Hispano-filipino y de Itinerancias
    Otro por Manuel García Castellón (University of New Orleans)
    (ver versión en pdf)
  4. Introducción a Tercera Primavera
    Otro por Edmundo Farolán
    (ver versión en pdf)
  5. Permanencia y Perspectivas de la Hispanidad en Filipinas
    Otro por Manuel Montoya
    (ver versión en pdf)
  6. LITERATURA HISPANOFILIPINA: PASADO, PRESENTE Y FUTURO
    Otro por Edmundo Farolán
    (ver versión en pdf)
  7. Gracias Madre....Perdóname niño
    Poesía por Jessnell Patanao
    (ver versión en pdf)
  8. ABIERTA LA MUESTRA Y VENTA DE IMPRESIONES Y LITOGRAFÍAS ORIGINALES DE WALTER REUTER
    Artículo por Jesús de León
    (ver versión en pdf)
  9. ¿EXISTEN EVIDENCIAS DE LA RELIGIÓN AFRICANA EN MÉXICO?
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  10. EL INAH PREPARA 12 DICCIONARIOS GRÁFICOS PARA APRENDER LENGUAS INDÍGENAS
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  11. "PERSONAS, OBRAS, COSAS", LIBRO DE HENESTROSA EN EL QUE SE TRASLUCE LA CLARIDAD DE IMAGEN Y EL GUSTO
    Artículo por Homero Bazán
    (ver versión en pdf)
  12. Exposición colectiva de Arte Canadiense Mexicano
    Artículo por Bfly Atelier
    (ver versión en pdf)
  13. De la Leyenda de los Cromos
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  14. LA SITUACIÓN DE LOS MIGRANTES EN LA FRONTERA SUR DEL PAÍS, MARCADA POR LA ESCLAVITUD SEXUAL
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  15. “Si Dios me da fuerza y nací para cantar, cantaré”: Petrona Martínez
    Entrevista por José Tlatelpas
    (ver versión en pdf)
  16. Gérard Pierre-Charles nominado al Nóbel de la Paz
    Artículo por Comité Pierre-Charles por el Premio Nóbel
    (ver versión en pdf)
  17. Gerard Pierre-Charles un luchador por la paz
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  18. Modelos de cartas de apoyo a la nominación de Pierre-Charles
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  19. Exposición de Shinobu Tobita y Kazuyoshi Tlacaelel en Japón
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
Loading...