Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 82 - Pluralidades
Publicación de agosto, 2003.
Página previa Página siguiente

Gérard Pierre-Charles nominado al Nóbel de la Paz

  Artículo por Comité Pierre-Charles por el Premio Nóbel   (version pdf)

Comité de Ciudadanos para la Promoción de la Candidatura al Premio Nobel de la Paz 2003 del profesor Gérard Pierre-Charles

Boite Postale 15325, Pétion-Ville, Haïti
Tel/Fax: (509) 257-9817
Email : comite_appui_nobel_gpc@yahoo.fr

Gérard Pierre-Charles
UNA VIDA AL SERVICIO DEL PUEBLO

Gérard Pierre-Charles es uno de los intelectuales, analistas sociales y personalidades políticas más reconocidos de Haití. Su vida y su obra han sido consagradas al servicio de su país, el cual es, en vísperas de la conmemoración del bicentenario de su independencia, uno de los más pobres del mundo, pero muy rico en el plano cultural y humano.

En el centro de su vida se sitúa su militancia política, particularmente su combate para establecer un sistema político democrático que abrace, en primer lugar, el respeto de los derechos humanos en Haití.

Como militante político ha atravesado, con tenacidad y convicción, 50 años de combate por el cambio social y la democracia, acompañando el sueño de amplios sectores de su pueblo, particularmente de los desposeídos. Su trayectoria en la búsqueda de estos simples objetivos humanos, su capacidad, su determinación de crear, de producir, de afirmarse en el plano personal, a pesar de la adversidad física, parecen reproducir el perfil mismo de Haití.

Como profesional de las ciencias sociales ha realizado y propuesto diversos modelos para el desarrollo económico y social de Haití y el Caribe. Sus libros, publicados y difundidos en su mayoría en español, cerca de cien mil ejemplares, cubren vastos horizontes. Ha ejercido una influencia notoria en cuanto al conocimiento de la realidad sociológica y económica de esta región.

Al mismo tiempo, en su país ha sido un promotor y un aglutinador como sindicalista, fundador de partido, dirigente político e intelectual comprometido. Se ha esforzado en proponer perspectivas y senderos originales para alcanzar en común los objetivos más elevados en la búsqueda de soluciones a los problemas cotidianos de carácter político, económico y social de Haití.

Gérard Pierre-Charles es conocido como un hombre honesto, desinteresado en lo material y que ha probado su integridad desde los años cincuenta, cuando se inició en la lucha. Su reputación ha sido confirmada por su itinerario, caracterizado por la continuidad de sus opciones de contestatario, de luchador social, por su acción política en favor de las reivindicaciones del pueblo haitiano. Estos trazos han hecho de él uno de los intelectuales más comprometidos, más consecuentes de su generación y del presente, uno de los dirigentes históricos del movimiento democrático y popular que han dejado huella sobre el pensamiento y la acción política en Haití.

En 1960 tuvo, como tantos otros demócratas, que abandonar su país, dado el ambiente de persecución creado por el régimen de François Duvalier. Su exilio en México fue colmado por una militancia cotidiana de apoyo al difícil combate de los sectores democráticos y revolucionarios de Haití en el ámbito del Parti d’Entente Populaire y posteriormente en el Partido Unificado de los Comunistas. Fue fundador del Comité Democrático Haitiano de México, asociación que reunía diversas tendencias políticas y que, entre sus numerosas iniciativas ciudadanas, organizó en 1981 en la Cuidad de Panamá la Conferencia Continental de Solidaridad con Haití. Esta manifestación internacional contra la dictadura marcó el acercamiento hacia un trabajo conjunto, el devenir de diversas corrientes de la oposición, particularmente los marxistas y los cristianos, y puso en relieve la necesidad de reunir a este pueblo dividido y disperso.

Como profesor e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México durante dos décadas, Gérard Pierre-Charles formó a varias generaciones de profesionales. Su presencia, altamente apreciada en los medios universitarios, la labor acerba al servicio de su país, sus publicaciones y su participación en numerosos congresos de carácter académico y político le valieron el reconocimiento en México y América Latina. Figura pública, intervenía regularmente en la prensa y aparecía con frecuencia en la televisión; en los años ochenta, su nombre fue mencionado en la publicación "Quién es quién" entre las personalidades más conocidas en México en el ámbito de las ciencias, las artes, la política y los negocios. De hecho, durante el largo destierro, su grito de libertad y su trabajo político e intelectual lo proyectaron como una de las principales figuras de la oposición haitiana y como personalidad reconocida en el exilio latinoamericano.

Tras 26 años de exilio, Gérard Pierre-Charles regresó a su patria en 1986, pocas semanas después de la caída del dictador Jean-Claude Duvalier. Su retorno fue la expresión de su determinación de continuar la lucha por Haití. Fue también una opción en función de una visión de la militancia adaptada a la nueva realidad de su país y del mundo.

Estimaba que hacían falta un marco así como un enfoque innovador para reunir a todas las fuerzas del progreso dispuestas a contribuir a la transformación del país en cuanto a la democracia, el desarrollo y la justicia. Una plataforma de reagrupamiento era inconcebible en los moldes propios del PUCH. Tal convicción lo llevó a alejarse de este partido para continuar la batalla de su vida orientada por el humanismo, su sentido de la justicia y la voluntad de mejorar las condiciones de vida de su pueblo.

Desde esta óptica, al mismo tiempo que se consagró a una paciente labor de educación en los medios populares, apoyó los avances del movimiento democrático de 1986 a 1990, que llevaron a la victoria de un presidente electo democráticamente, el padre Jean-Bertrand Aristide. Combatió el golpe de estado y el régimen militar instalado en Puerto-Príncipe de 1991 a 1994 apoyando el regreso al orden constitucional.

El profesor Pierre-Charles ha hecho contribuciones sustanciales en el plano de la reflexión y la investigación sobre las cuestiones de desarrollo. Continuando una iniciativa planteada en 1965 con la publicación de su obra "La economía haitiana y su vía de desarrollo", abogó en favor de vías alternas a las históricamente trazadas por los tecnócratas y las elites tradicionales frente a los graves problemas de pobreza en su país. Sobre este tema y otros ligados a la democracia y al desarrollo, publicó cerca de treinta libros y numerosos artículos dedicados a la problemática de Haití, del Caribe y de América Latina en general.

Defensor de las más nobles causas de la humanidad, tomó posición de manera resuelta en favor de los pueblos del Tercer Mundo apoyando su lucha contra cualquier forma de discriminación y por la emancipación. Se alineó políticamente a los países socialistas en sus aspiraciones de construir un nuevo mundo.

Viajó a más de cuarenta países participando en debates y manifestaciones políticas e intelectuales. Esto le valió convertirse en uno de los principales portavoces de la causa de su país. Haitiano, negro, discapacitado, hombre de izquierda, recorriendo el mundo con sus muletas de valor en busca de solidaridad para con la lucha de su pueblo, su personaje, su silueta y su voz no podían dejar de impresionar a quienes lo escuchaban. Todos estos rasgos han hecho de él una figura representativa de las minorías excluidas, de esa categoría de hombres sin voz que, más allá de las particularidades étnicas, físicas o culturales, llevan en ellos al más elevado punto y transmiten los valores universales.

Ha sido recibido en audiencia por numerosos jefes de estado y ha sido objeto de distinciones honoríficas significativas de parte de, entre otras, la Asociación de Economistas del Caribe, Casa de las Américas de Cuba y la más reciente, la medalla del Orden Águila Azteca, otorgada por el gobierno de México en enero de 2003.

Ante la evolución política de su país durante la última década, su trayectoria de demócrata lo llevó a reafirmar su posición de principio frente a un gobierno al que poco antes había apoyado. Desde 1997, como dirigente responsable comenzó a denunciar y a levantarse contra las derivas antidemocráticas y los fraudes electorales que transformaron al gobierno democráticamente electo en un poder cada vez más ilegítimo, violador de los derechos humanos y de las libertades civiles, que hace pesar toda clase de amenazas y de represalias sobre sus opositores. Víctima directa de esta práctica de violencia, que llevó al incendio y al pillaje del local de su partido y de su residencia, reaccionó serenamente a tal prueba. Reclamó justicia y reparación para las víctimas de estos actos salvajes, exhortando a los diversos sectores de la oposición a continuar con la iniciativa que pavimentara la ruta hacia la reconciliación, hacia el advenimiento de la paz y la renovación en Haití.

Así, en medio de tinieblas y frente a las dificultades que vive hoy día Haití, se destacan el ejemplo y la acción cotidiana de Gérard Pierre-Charles, infatigable, marcados de valentía así como de sentido ético. Cubriendo varias generaciones, este itinerario de vida se identifica con aquellas aspiraciones nacionales que se resumen en el acceso al pan y a la paz para todos. Personifica toda una tradición de esfuerzos infatigables emprendidos por mujeres y hombres de Haití para la defensa de la vida y del derecho a la vida, la lucha en favor de condiciones más dignas y una mejor calidad de vida para la población de este país, clasificado actualmente por las Naciones Unidas en el 146to lugar en el nivel mundial en términos de desarrollo humano.

Tal dimensión colectiva le da pleno sentido y continuidad al combate humano, social y político de este intelectual comprometido, acusador público del sistema, perseguidor del oscurantismo, enemigo de la impunidad, portador de todos los sufrimientos y esperanzas de su pueblo, un pueblo negro que osó escalar, hace dos siglos, en este continente americano, los peldaños de la libertad, de la igualdad entre las razas, de la independencia nacional y de la ciudadanía, hacia la utopía milenaria de la humanidad de bienestar y felicidad en esta tierra.

N.B.: Hasta noviembre del 2003, usted puede contribuir a la elección de Gérard Pierre-Charles de forma individual o grupal escribiendo una nota de apoyo al Comité Noruego del Premio Nobel de la Paz, que realiza su selección definitiva basándose, entre otros criterios, en el respaldo a las candidaturas:

A: gj@nobel.no
cc: comite_appui_nobel_gpc@yahoo.fr

Dirección Postal
Comité Noruego Nobel
Drammensvein 19
NO-0255 Oslo
NORUEGA

Asimismo, puede contribuir haciendo circular la información referente a la candidatura (disponible en inglés y francés en nuestra dirección electrónica) y solicitando el apoyo a la misma por parte de personalidades; instituciones de la sociedad civil; asociaciones socio-profesionales; parlamentarios; responsables políticos; directores y rectores de universidades; profesores universitarios en ciencias sociales, historia, filosofía, leyes y teología; directores de institutos de investigación sobre la paz e institutos de relaciones internacionales.

El sociólogo y escritor haitiano Gérard Pierre-Charles, 
nominado para el Nóbel de la Paz

El sociólogo y escritor haitiano Gérard Pierre-Charles, nominado para el Nóbel de la Paz



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

  1. Editorial
    Editorial por José Tlatelpas
    (ver versión en pdf)
  2. Poemas de Edwin Lozada
    Poesía por Edwin Lozada
    (ver versión en pdf)
  3. Edmundo Farolán, Poeta Hispano-filipino y de Itinerancias
    Otro por Manuel García Castellón (University of New Orleans)
    (ver versión en pdf)
  4. Introducción a Tercera Primavera
    Otro por Edmundo Farolán
    (ver versión en pdf)
  5. Permanencia y Perspectivas de la Hispanidad en Filipinas
    Otro por Manuel Montoya
    (ver versión en pdf)
  6. LITERATURA HISPANOFILIPINA: PASADO, PRESENTE Y FUTURO
    Otro por Edmundo Farolán
    (ver versión en pdf)
  7. Gracias Madre....Perdóname niño
    Poesía por Jessnell Patanao
    (ver versión en pdf)
  8. ABIERTA LA MUESTRA Y VENTA DE IMPRESIONES Y LITOGRAFÍAS ORIGINALES DE WALTER REUTER
    Artículo por Jesús de León
    (ver versión en pdf)
  9. ¿EXISTEN EVIDENCIAS DE LA RELIGIÓN AFRICANA EN MÉXICO?
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  10. EL INAH PREPARA 12 DICCIONARIOS GRÁFICOS PARA APRENDER LENGUAS INDÍGENAS
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  11. "PERSONAS, OBRAS, COSAS", LIBRO DE HENESTROSA EN EL QUE SE TRASLUCE LA CLARIDAD DE IMAGEN Y EL GUSTO
    Artículo por Homero Bazán
    (ver versión en pdf)
  12. Exposición colectiva de Arte Canadiense Mexicano
    Artículo por Bfly Atelier
    (ver versión en pdf)
  13. De la Leyenda de los Cromos
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  14. LA SITUACIÓN DE LOS MIGRANTES EN LA FRONTERA SUR DEL PAÍS, MARCADA POR LA ESCLAVITUD SEXUAL
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  15. “Si Dios me da fuerza y nací para cantar, cantaré”: Petrona Martínez
    Entrevista por José Tlatelpas
    (ver versión en pdf)
  16. Gérard Pierre-Charles nominado al Nóbel de la Paz
    Artículo por Comité Pierre-Charles por el Premio Nóbel
    (ver versión en pdf)
  17. Gerard Pierre-Charles un luchador por la paz
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  18. Modelos de cartas de apoyo a la nominación de Pierre-Charles
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
  19. Exposición de Shinobu Tobita y Kazuyoshi Tlacaelel en Japón
    Artículo por Fuente
    (ver versión en pdf)
Loading...