Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 37 - El fotógrafo mexicano Francisco Segura
Publicación de noviembre, 1999.
Página previa Página siguiente

Dramatismo y belleza en blanco y negro

  Entrevista por José Tlatelpas   (version pdf)

JT: ¿Qué es lo que has buscado en la fotografía durante estas últimas décadas?.
FS: Yo, como fotógrafo, hago o trato de hacer una búsqueda de los elementos más impactantes del medio me rodea. En realidad, aunque haya varios fotógrafos en el mismo instante y en el mismo sitio, tomando un mismo evento, cada uno toma una foto diferente. Porque cada quien ve cosas de una manera diferente. Y esto se demuestra en las fotos que resultan, porque cada quien ve lo que quiere ver, o ve lo que tiene adentro de su cabeza y siente lo que tiene dentro de su corazón. De modo que ahí influyen tus lecturas, tu educación, tu experiencia, tu visión política.

JT: Y esta visión ¿tiene el mismo valor para el fotógrafo, el público o las organizaciones?
FS: A últimas fechas hay una corriente en los centros de promoción de la fotografía de promover buenas muestras internacionales pero, al interior del país, de marginar la fotografía que refleja nuestra realidad, aludiendo a que, según ellos, está pasada de moda. En mi caso, el instante, el análisis o la denuncia han sido parte de mi búsqueda. Mi interés como fotógrafo es el presente y este es vigente. El ser humano y la lucha en la sociedad nunca están pasadas de moda. Trato de ver el entorno y parte de mi tema es el pueblo y, mi sujeto, es el pueblo. A veces también pongo ricos pero más bien contextualizados, en sus coches, sus mansiones, su contexto, pero no me interesan.

JT: Siento que parte de tu obra tiene elementos innegables de belleza y, yo diría, de romanticismo fotográfico: muchas de tus fotos son poéticas. Pero tú hablas más bien de testimonio social...
FS: Mi búsqueda es por registrar como testimonio lo más impactante que nos ha tocado vivir en nuestra época. Porque el fotógrafo conjuga lo que lleva adentro, sus preocupaciones, su origen de clase y la simbiosis con el mundo, la sociedad y el elemento humano.

JT: Bueno, y en este testimonio que has creado he observado que la mayoría de tus fotos son en blanco y negro. ¿Por qué no usas el color como elemento principal en tu testimonio visual?
FS: Prefiero el blanco y negro al color porque considero que es más dramático, Por la razón de que el color distrae y puede volver bella una foto que es en realidad una foto dramática, de dolor. Y el color distrae mucho de la composición, el contenido y el mensaje.

JT: ¿Cómo has aprendido tu arte de fotografiar testimonios?
FS: Me considero un fotógrafo de formación autodidacta; aunque he tenido coincidencias con fotógrafos con los que me encuentro y me da gusto encontrarme y convivir, como Jorge Vargas y Melitón Tapia, entre otros. Me resisto a mencionar los nombres de otros fotógrafos que quizá me han influido en mi formación, ya sea por convivencia o por enseñanza. Claro, me ha influido Casasola, pero prefiero no mencionar nombres porque me da miedo omitir nombres, porque son muchos y tengo miedo de dejar fuera a excelentes fotógrafos y amigos.

JT: ¿Cuáles son los elementos que consideras que definen una buena fotografía?
FS: Una fotografía tiene varios elementos, el color, el encuadre, la luz, la abertura, el material de soporte, el fondo, el sujeto, el tiempo, el movimiento, es una obra de arte que llevas en tu cabeza pero que, de repente, se te ofrece en un segundo y tienes que responder y tomarla muy rápido ...o la pierdes para siempre.

JT: ¿Cuáles son las tendencias o vertientes de tu experiencia como fotógrafo?
FS: Parte de mi trayectoria ha fluctuado en dos vertientes: una, que he trabajado en fotoperiodismo para instituciones y, en este caso, tienes que dejar de lado tu visión del mundo y tus búsquedas estéticas. Y como fotoperiodista en estas condiciones tienes que tomar las fotos como las requiere la institución, debes tomarlas oportunamente, rápido, claras, nítidas, y esto está muy relacionado con mi ambición de hacer fotografías de testimonio de mi época. La otra vertiente es la obra que hago por gusto, por placer, para mí mismo. Y esta ésta otra parte consiste en retratar las circunstancias significativas o impactantes de la época en que me ha tocado vivir, con humanismo reflejando su realidad y su dramatismo. En este sentido, el mercado o la moda no me importan nada, sólo me importa hacer y retratar lo que surge de mis convicciones y la realidad de la época que me tocó vivir.

JT: Platícanos por favor acerca de tus planes y objetivos en este momento...
FS: Mis objetivos o planes son organizar mi obra. En realidad, a través de los años que llevo como fotógrafo he acumulado una gran cantidad de obra, en realidad tengo miles y miles de fotos que he tomado en diferentes momentos y que necesito clasificar para poderlas ordenar en series temáticas y al menos saber lo que tengo. Algunos fotógrafos ven la belleza o las características de la belleza, la ciencia y su tiempo. Yo trato de ver las causas de la situación social, los orígenes, los síntomas y su manifestación dramática o impactante.

JT: ¿Hay algunas otras cosas que te llamen la atención?
FS: Una de las cosas que me gustaría hacer es más fotografía de niños, porque los niños se ensimisman en lo que hacen, se entregan a su momento y uno puede tomarlos con una gran riqueza de espontaneidad y vida. Realmente me gusta fotografiar a los niños con atención, debido a que me interesan porque que son seres vivos, que se mueven por su propia voluntad, no pensando en la pose, por lo que debes tener manejo rápido del oficio para poder captar esos instantes significativos. Otra vertiente que me gustaría experimentar, por placer personal, es el retrato de personalidades del mundo cultural, que es otra ruta que me apasiona y que me gusta.

JT: En pocas palabras ¿cómo resumirías el significado de la fotografía para ti?
FS: La fotografía, para mí, es pasión, emoción, sentimientos e ideas, es el drama humano y la técnica al servicio de la expresión y la simbiosis de esta relación: técnica, oportunidad, sentimiento y convicción como un testimonio profundo, espontáneo y humano de nuestra época.

Fotografía por Francisco Segura

Fotografía por Francisco Segura



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

Loading...