Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 87 - Rastafari una cultura perseguida
Publicación de enero, 2004.
Página previa Página siguiente

Los rastafaris hispanoamericanos frente a la intolerancia

  Entrevista por Timmy Kawaguchi   (version pdf)

Entrevista con el razteca Daniel Alvarez

Timmy: ¿Daniel, qué es exactamente el movimiento razteca?

Daniel: Bueno el Movimiento Razteca fue una fusión del rastafarianismo de Jamaica con el origen de nuestra cultura en México y, bueno, el
nombre lo dice "Ras" príncipe y "Azteca" miembro de la nación Azteca, la
que provenían de Aztlan.

La tolerancia y el intercambio cultural son muy importantes. Recuerdo las palabras de Marcus Garvey quien dijo: "Una nación sin el conocimiento de su historia y cultura es como un árbol sin raíces". Recuerda que después de la colonización en México de Tenochtitlan, por parte de los españoles, se nos prohibió hablar nuestra lengua madre, el náhuatl, y se nos impuso una cultura y religión a la fuerza, haciéndonos perder nuestras raíces y nuestra cultura. Por eso creo que el razteca es un movimiento importante para toda Latinoamérica donde, por medio del rastafarianismo, tratamos de rescatar nuestra cultura y hacerla evolucionar aunque sea un poquito, difundiendo nuestras ideas y opiniones sobre nuestra Madre Tierra, Tonantzin, en la que todos vivimos y de la que somos parte. Buscamos hacer entender a los demás la importancia de nuestros recursos naturales evitando el sistema sin valores en el que vivimos, que envenena nuestras almas y retomar la sabiduría de nuestros ancestros a los que les debemos la vida y la antigua medicina herbolaria, evitando al máximo los químicos en nuestro cuerpo, que es el templo de nuestras almas.

Timmy: ¿Qué piensas sobre el reggae?

Daniel: Creo que el Reggae es una expresión de la energía transformada en música para el alma, en donde todos podemos hablar y comunicar nuestra opinión social y política y filosofía de la vida y la existencia en el universo. El reggae se inició como una música de protesta en contra de Babilón o Babilonia que siempre ha significado la opresión y el sistema materialista de nuestra sociedad en donde todos quieren ser ricos sin pensar que para que pueda existir una persona rica tiene que existir otra pobre y eso es lo que es el sistema capitalista. El reggae es también compartir la vibra positiva con nuestros hermanos, estar en armonía con Jah, que es el Creador Universal, y en Nyabinghi. El reggae se ha convertido en toda una cultura para el rastafarianismo, es una manera de meditación con la que todos juntos compartimos la energía positiva, el conocimiento y el entendimiento de nuestra alma que nos hace estar más cerca de Jah.

Timmy: ¿Qué nos puedes decir sobre el rastafarianismo?

Daniel: Bueno yo soy un rastafari, un hombre rasta y un razteca, y creo que es una religión muy libre y que también se ha marginado mucho y ha sido reprimida por la sociedad debido a prejuicios morales y trabas de la sociedad moderna en que vivimos. Pero el rastafarianismo es un estilo de vida, una filosofía sobre la vida que empieza desde que naces hasta que mueres y tu alma evoluciona a otro mundo. Es una religión en donde la naturaleza, es el centro de todo. Nuestra Madre Tierra nos ha dado la oportunidad de vivir en armonía con ella y sabiamente ha puesto todo lo que necesitamos para vivir.

Pero no debemos desafiarla creyéndonos más listos que la naturaleza y haciendo medicinas químicas y comida con químicos que sólo nos destruyen. También nos perjudica la ambición por el poder y el control de las sociedades y países, ambición más bien conocida como "imperialismo", que al final sólo nos lleva a guerras y a desperdiciar vidas en la lucha por controlarlo todo. En nuestra religión, el rastafarianismo, nosotros estudiamos el equilibrio en el Universo, la armonía con la naturaleza por medio de la comida ITAL y el contacto directo con Nuestra Madre Tierra y todos nuestros hermanos con los que vivimos. Tratamos de buscar la paz y tranquilidad espiritual que todos necesitamos para vivir en paz, armonía y felicidad de la manera más humana posible.

Timmy: ¿Qué pasó con el Razteca?

Daniel: Desafortunadamente México es un país altamente católico y conservador en donde si tú hablas de otras religiones te tachan de satánico o loco y, por otro lado, también es un lugar en donde se aplica muy bien el "como te ven, te tratan". Por lo que si té vas a un restaurante con chanclas y rastas no te dejan entrar y te insultan diciéndote "pinche mugroso y vago". Si vas al interior de la República la gente es muy agresiva frente a la idea de tener otras religiones, y también nos afecta que el gobierno tiene una gran influencia de la derecha católica la que nunca ha simpatizado con el movimiento rastafari, discriminándolo y tratando de boicotearlo. Por otro lado nuestra religión acepta el uso de la hierba sagrada "ganja" (marihuana), lo que para mucha gente es un crimen ya que tienen la errónea idea de que es algo malo y están en contra hasta de su uso médico. Esto es así a tal grado que si estás haciendo publicidad para el uso médico de la marihuana, en la opinión publica tú debes ser un vago, un mugroso o un narcotraficante. Pero para los rastas la compra y venta de la ganja no debe existir, ya que es una hierba sagrada que debe ser tratada con respeto y usada con sabiduría. Pero también México es un país con un índice muy alto de corrupción en donde es bien sabido que la misma policía y el gobierno son quienes principalmente controlan el narcotráfico del país, por lo que si tú estás promoviendo la legalización de la marihuana y su uso médico no sólo te vas a encontrar con la discriminación y el rechazo de los conservadores y su poca tolerancia hacia el movimiento Razteca; sino también con el enojo de una parte del sistema gubernamental que controla gran parte de el tráfico de drogas en el país. Debido a eso muchos de los compañeros que estaban apoyando al movimiento fueron víctimas de abusos policíacos y arbitrariedades e injusticias por parte del Ministerio Público, las delegaciones, la Procuraduría General de Justicia, entre otras instituciones y han sufrido el continuo acoso y agresión por parte de la sociedad y los intereses políticos. Esto fue lo que finalmente detuvo el movimiento, cayendo finalmente el festival Razteca en manos de intereses privados ya que el movimiento enfrentó incomprensión, intolerancia. Incluso hubo continuas amenazas de muerte hacia los organizadores y al personal del movimiento.

Timmy: ¿Tuviste amenazas, persecución, incomprensión por tu trabajo como promotor del la cultura del reggae y rasta?

Daniel: Sí, desafortunadamente por mi apariencia, por mi opinión social y religiosa me encontré con mucha discriminación por parte de la sociedad conservadora en la ciudad de México y en el interior de la República. También fui blanco de amenazas y abusos por parte de los porros y de la policía por expresar mi opinión social y por promover el rastafarianismo como religión que es en lo que yo creo y lo que considero más importante y sagrado. Pienso que en México hay muy poca tolerancia para religiones como la rastafari. También sufrí una fuerte persecución por parte de la policía corrupta dado que en México no es socialmente aceptable la promoción sobre la legalización de la marihuana y su uso médico, debido principalmente al mercado negro que la marihuana representa para ellos. Por eso considero que hubo una gran incomprensión y persecución no sólo contra mí; sino contra varios de los colaboradores del movimiento quienes incluso fueron amenazados de muerte y algunos, entre ellos yo, fuimos torturados por la policía y discriminados por nuestra religión. En resumen, creo que hay una gran intolerancia frente a nuestra religión, nuestros sacramentos, nuestras creencias y un rechazo generalizado de la sociedad contra nuestras ideas y estilo de vida. Muchos rastas han sufrido este rechazo y discriminación pero pocos de ellos han tenido la oportunidad de expresarlo pública y libremente.

El rastafari mexicano Daniel Alvarez y el músico Bunny en Canada. Foto por Timmy Kawaguchi, 2003.

El rastafari mexicano Daniel Alvarez y el músico Bunny en Canada. Foto por Timmy Kawaguchi, 2003.



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

  1. SUEÑO AMERICANO
    Narración por Aymer Waldir Zuluaga Miranda
    (ver versión en pdf)
  2. Hispanos en Canada
    Artículo por Hispanos en Canada
    (ver versión en pdf)
  3. Recuerdos del futuro
    Poesía por Mario Meléndez
    (ver versión en pdf)
  4. ENTREVISTA CON BUNNY
    Entrevista por Daniel Alvarez
    (ver versión en pdf)
  5. Los rastafaris hispanoamericanos frente a la intolerancia
    Entrevista por Timmy Kawaguchi
    (ver versión en pdf)
  6. El Movimiento Razteca y el Raggae en América Latina
    Entrevista por Daniel Alvarez Barbosa
    (ver versión en pdf)
  7. Para Lucía
    Poesía por María Victoria Eraso
    (ver versión en pdf)
Loading...