Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 113 - Redvista "La Avispa Roja": agudamente cabal
Publicación de marzo, 2006.
Página previa Página siguiente

La Avispa Roja Núm. 8

  Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré   (version pdf)

(Zumbona y venenosa)
Revista satírica virtual
Numero8
Agosto/30/05

Chismes-viboreos- dimes y diretes-balconeos-pornosurrealismo

La zona negra de la cultura mexicana que todos conocen pero nadie se atreve a mencionar por conveniencia, intereses sectarios, arribismo, corrupción o simplemente miedo, o sea, la mierda en la que nada a gusto nuestra excelsa cofradía cultural, no importa si se pinta tricolor,azul, amarilla o verde.

Como contrapeso para la salud mental de nuestros ciberlectores, la AVISPA ROJA ofrece acertijos, chascarrillos picosos, caricaturas, poesía picaresca y escatológica, arte, aquí no se perdona a nadie, ni a nosotros mismos.

PASION Y TRIUNFO DE CHELO I

Una vez entronizada Chelo I en el Fondo de Cultura Económica, se creyó su dueña, por lo tanto dispuso a su antojo de bienes y preceptos. Confundió esta institución dedicada a la edición de libros, con una empresa pública de promoción cultural general y, al efecto, decidió fundar un gran centro cultural.

Para ello compró el vetusto cine "Bella Época" situado en la colonia Condesa en módicos 30 millones de pesos. Luego, sin mediar convocatoria pública para licitación de la obra, contrató por sus ovarios al arquitecto Teodoro González de Léon, uno de los más caros del país, quien cotizó 40 millones más para el proyecto de librería y centro cultural.

Ahora bien, el gobierno del "cambio" pregonó de Sonora a Yucatán, que su meta era erradicar la corrupción. En el glorioso pasado priísta uno de los trinquetes favoritos fue contratar obras sin mediar concurso de calidad; esto es, la obra se le daba a un prestanombres, un pariente, compadre o al menos a un correligionario político, con mochada, por supuesto. Así se levantaron fortunas inmensas. A la Reina de las Memelas Calientes le valió madres la moral foxista

En septiembre del 2004 anunció que la obra estaba en marcha y presentó a los medios una bonita maqueta del proyecto. Sin licitud, cual debe de ser. Martré denunció tal corruptela en la Secretaría de la Función Pública el 29 de marzo del presente año, fecha en la cual el Instituto Nacional de la Transparencia hizo constar de que no había licitud. La SFP designó a un investigador del asunto, quien en forma notablemente parcial dijo que: "la denunciada en su escrito de fecha 20 de abril desvirtúa la imputación, indicando que lo expresado por el denunciante es de carácter subjetivo". Martré alegaba que la obra era de costo exorbitante (73 millones) dado que el subsidio federal concedido al FCE no rebasa los 140 millones anuales y de que además era innecesaria, puesto que el FCE posee siete librerías en el FCE, dos de ellas con un amplio auditorio. Según S.G.M. Chelo I, este fundamento es de una subjetividad espantable. El investigador de LA SFP da por bueno un rosario de artículos invocados por la demandada para salirse con la suya y ¡aquí viene lo bueno y de risa loca!: todo está perfectamente en regla, se hizo uso de "un procedimiento de adjudicación directa como excepción a la licitación pública, el cual fue dictaminado y acordado tanto por la titular del FCE, como por el Comité Interno de Adquisiciones", a las órdenes de la misma Chelo. Y a este cínico cochupo le dio el triunfo un sujeto de nombre Juan Hernández Hernández, titular del área de quejas del órgano interno de control del FCE. El priísta y ex titular del FCE, Miguel de la Madrid, ¡no lo hubiese hecho mejor! ¡Martré fue derrotado en toda la línea!

Una vez más, la Avispa Roja declara admirar hasta el paroxismo a La Reina de las Memelas Calientes, avala su insuperable triunfo y lo festeja con el siguiente soneto:

EL GRAN TRINQUETE

Henchida con su grasitud,
fofa como su vanidad,
se chingó la licitud
con vesania y sin piedad.

No tiene ninguna virtud,
toda su grasa es maldad,
reaccionaria en su juventud,
mocha hasta la saciedad.

Cazurra eludió las leyes
y contrató al arquitecto
Teodoro González de León.

Cuán chingones son los reyes
amos del trinquete perfecto.
¡Que vivan la meona y el meón!

Y EL BURRO REBUZNÓ...

¡Y ahora fueron tres! La mata sigue dando. Veamos:

1.- "Yo no creo que el Estado tenga la obligación de fomentar la cultura más de lo que hace con las instituciones que existen. El problema es la Secretaría de Hacienda... lo que es un peligro para la cultura no es Fox con sus equivocaciones y sus cambios de palabras, sino el gángster de Gil Díaz". José de la Colina (a) Pepe de la Kolita.

¡Miren nada más quién habló! El escritor de ensayos sobre ensayos que versan sobre ensayos; así que el Estado siendo como es una mafia de vividores, detentando nuestra riqueza "no tiene obligación de fomentar la cultura".

Compadre, tú que has vivido de los presupuestos culturales desde que estabas en la cuna, no me defiendas. Y no es la SHCP -mera mediadora de los designios presidenciales-, quien tiene la culpa de que las cuentas no rindan, sino la bola de vividores que medran en las instituciones, como tú comprenderás.

2.- "Algo que refleja el trabajo de la presente administración en materia cultural, es que los trabajadores de los diferentes sectores de la cultura no tienen una situación favorable. Por esta razón la sociedad civil debe consultarse a sí misma sobre la labor que ha hecho culturalmente, porque el trabajo en la cultura es más del pueblo que de alguna corriente política. Lo que hay que reconocer de este gobierno es el enorme espacio de libertad del que han gozado los creadores". Adolfo Castañón (a) Fito Kosteño, Gangdolfo Sabañón.

Otro desviado. Dios los hace y el Diablo los junta. Aquí Fito Kosteño culpa a la sociedad civil que mucho ya hace por sobrevivir en la carestía e inseguridad. Pero la mayor soflama de ese pichicatero es el descarado cebollazo a Fox. ¿Cómo de que gracias por algo que no se concede ni se otorga por nadie a nadie, siendo un derecho inalienable e irrestricto del ser humano? Libertad sólo coercible por la propia conciencia individual, mediante la chichi de la cual hemos visto prendido al susodicho prócer desde hace milenios. ¿De qué libertad habla este gnomo infecto que, cuando estuvo en el FCE publicó a sus cuates y a los no cuates les hizo la vida de perros? Recuérdense los casos de Martré y Guillén, vigentes hasta la fecha.

3.- "La orientación del trabajo de CONACULTA no es clara, ya que no es suficiente ni llega a todos los que tienen que llegar. Lo que se realiza no corresponde a la realidad del país ya que no se está buscando una educación artística desde temprana edad; es decir, que desde el preescolar, los niños pinten, canten, escriban y bailen; esa educación pase a la primaria, secundaria y preparatoria. Hay becas que estimulan a los artistas pero son insuficientes y los estados no reciben lo que tienen que recibir para la cultura, los museos de los estados no tienen dinero para tener un acervo amplio..." Gilberto Aceves Navarro (a) Chuperto a veces en barro.

Pues claro que son insuficientes las becas, papacito, y no llegan a todos a quienes deben llegar pues tú y toda tu elite las han acaparado desde que se formó la repartidora de "dispensas" y eso de los niños -pobrecitos, ¿a qué sabrá un tubo de pintura, un preludio o un poema?-, es puro guara guara con visos de "¿a qué le tiras mexicano?" . Yo que tú, sacrificaba una de mis becas, y con el producto mantenía la educación artística, de cuando menos a un niño de la calle, hambriento, ignorante y estupidizado.

Los tres arriba mencionados emitieron sus rebuznos para la sección "Cultura" de "El Universal", el jueves 25-Ag-05.

ACERTIJOS

Algunos poetas que escriben en español, suelen poner títulos en inglés a los productos de su inspiración. Por ejemplo, el poema WALKING AROUND, ¿de quién es?, ponemos a prueba su erudición transcribiendo un fragmento del poema para dar una ayudadita, y en seguida, un juego de tres opciones para el autor.

Sucede que me canso de ser puto.
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines
marchito, penetrable, como un cisne de fieltro
navegando en un agua de origen y ceniza.
El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos.
Sólo quiero un descanso de piedras o de lana,
sólo quiero no ver establecimientos ni jardines,
ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores.
Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser puto.
Sin embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío.
No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas,
vacilante, extendido, tiritando de sueño,
hacia abajo, en las tripas mojadas de la tierra,
absorbiendo y pensando, comiendo cada día.
No quiero para mí tantas desgracias.
No quiero continuar de raíz y de tumba,
de subterráneo solo, de bodega con muertos
ateridos, muriéndome de pena.
Por eso el día lunes arde como el petróleo
cuando me ve llegar con mi cara de puto
y aúlla en su transcurso como una rueda herida,
y da pasos de sangre caliente hacia la noche.

¿Quién lo escribió?

a) Xavier Villaurrutia
b) Neftalí Reyes
c) José Gorostiza

RESPUESTAS a los números 6 y 7: 1 (b), 2 (b), 3 (c); 7, 1(a), 2 (b), 3 (b).

HISTORIAS PERRAS

LAS CULEBRAS DEL PALACIO

Desde su nacimiento, "La Avispa Roja", ávida de información, revolotea por la cantina " Salón Palacio", sede de la Liga de Escritores y Artistas Borrachos (LEAB). Picó no hace mucho a dos o tres parroquianos cultos pero vulnerables, entre ellos a Pepe de la Kolita, hinchados y escocidos huyeron casi todos los habituales a la más próxima cantina dejando la sede vacía. No por eso La Avispa Roja dejará de ir los viernes, está en su elemento, ya regresarán los intergérrimos a su palacio, que los culeros pueden habitar la aldehuela fétida del mirador.

Enterado de esta historia perra, nuestro colaborador Manuélezz, antes de pirar, elaboró el siguiente gracejo epigramoso:

GRACIOSA HUIDA

Del Palacio al Mirador,
Kolita y socios perplejos,
salieron como chisguete.
Sintieron con gran dolor
los espantados conejos,
de la Avispa su piquete.

POETARIO

De nuestro colaborador estrella, el poeta andaluz Juan Cervera, el siguiente poema.

La Avispa Roja revuela
siempre en busca de un cabrón
al que clavar su aguijón
allí donde más le duela.
La Avispa Roja se cuela
libremente en todas partes
y con admirable arte
rompe narices y muelas
y desenmascara a pillos,
y a toda clase de grillos
de uno en otro confín,
Mientras que el vate Colín
lanza una carcajada
locamente colorada
rindiendo culto a Caín,
que de Abel no tiene nada,
que como La Avispa Roja
Colín su veneno arroja
y sin más desenmascara
lo mismo a cojo que a coja
pues si de coger se trata
gracias a La Avispa Roja
vemos cogidas de ratas
y ratoncillos sin cola.
Que esta avispa surrealista
es tan astuta y tan lista
que pronto será inmortal
como el vino y el mezcal
y los versos de Colín,
poeta que no usa bombín
pero sí pluma y cañón
y dueño de su aguijón
no hay dios que lo controle
por lo que merece un óle
y una estruendosa ovación.

CHASCARRILLOS

Confiesa Alí Chapucero: De pequeño, Dios me dio a elegir entre tener una memoria increíble o un pito gigante...y no me acuerdo que escogí.

S.E. Laszlo Moussong, embajador de Transilvania en México, llega casi al amanecer con toda la boca rebosante de sangre a la embajada ubicada en Móntes Cárpatos 13, Lomas de Chapultepec. Lo recibe el primer secretario, Bernardo Ruiz, y le pregunta:

-¡Dime! ¿Dónde conseguiste toda esa rica sangre?
Y Su Excelencia contesta:
-Bueno, ¿ves ese muro de concreto que está allí?
-Sí.
-Pues yo no lo vi.

En los jardines del Parnaso Celestial, Borges topa con Nicolás Guillén. (En este Parnaso, los ciegos ven), y le pregunta:

-Ché Guillén, ¿es cierto que los cubanos cogen a oscuras únicamente?
-Nooo chico, nosotros cogemos a oscuras, a blancas, a obispos, a comandantes...¡a todo lo que se mueva!

PARAFRASEANDO A BIERCE


Cleptómano. s. m. Ladrón rico. Abunda en el tercer mundo. En México, estos espécimenes han dado como fruto político la cleptocracia, cuyos caudillos indiscutibles y gloriosos son los expresidentes y el presidente en turno.

Clérigo s. m. Hombre que se encarga de administrar nuestros negocios espirituales, como método de favorecer sus negocios temporales. En México, un ejemplo actual es el obispo don Millonésimo Cepeda, conocido negociante de Ecatepec, Méx.

Clío. s. f. Una de las Nueve Musas. La función de Clío era presidir la historia. Lo hizo con gran dignidad. Muchos de los ciudadanos prominentes de Atenas ocuparon asientos en el estrado cuando hablaban los señores Jenofonte, Herodoto y otros oradores populares. En México, deshonra tal misión Enrique Krauze, charlatán a quien puso públicamente en su lugar una vez Manuel López Gallo.

PIROPOS DE "LA ELEGANCIA"

Dicen los entendidos de la distinguida pulquería "La Elegancia", que el autor de los piropos que punketios y darketos lanzan a las bellas damitas que transitan la calle de Mesones, es su gerente general, don Luis. Él no lo admite ni lo rechaza, sino todo lo contrario. Ofrecemos un ramillete de los más selectos.

1. Tus ojos son como sartenes nuevos, cada vez que me miras, se me fríen los huevos.

2. Si yo fuera plomero, te destaparía el agujero.

3. Con esas tortas y una fanta, hasta mi pajarito canta.

4. Mamacita, preséntame a tu ginecólogo pa-chuparle los dedos.
(Se ganó el "Oscar")

LOS GRANDES APOTEGMAS

"Llevamos el bosque entre las piernas"
Leticia Luna, poeta

"Hasta que te vi en tu juicio, supe que eras borracho"
Vox Cópuli

"No existe mujer fea, si se le mira por donde mea"
Vox Cópuli

Culito lavado, culito nuevo"
Vox Cópuli

¡OFERTÓN!

Quien por estos días entre en "La casa del libro", hallará en superoferta "La sabiduría sin promesa" del "Chóforo" Domínguez Michael. En una mesa no lejana de la entrada hay varias pilas formadas con este libro nuevo y arropado con plástico hermético, edición de J. Mortiz o sea "Planeta", 2001. ¡62 aterrantes artículos, 350 páginas repletas de sabiduría literaria! ¡15 pesos el ejemplar!

Al observar largas filas de compradores en las cajas, la Avispa Roja pensó que la oferta los agolpaba ansiosamente. Al acercarse a ellos, verificó, decepcionada, que ninguno llevaba el ofertón, todos pagaban libros de texto.

La Avispa Roja adquirió uno, se dio cuenta de que, según vieja costumbre de este erudito autor, agrupa 62 autores en 5 temas con títulos rimbombantes ajenos al contenido: desde Anatole France hasta su padre putativo Octavio Pazcárraga, pasando por Juliano el Apóstata, Kundera y otros conocidos y desconocidos.

Trae 62 refritos choforoscosos de artículos ya publicados en medios culturales. Al contrario de su colega en viudez pazcagarraciana "Fito Kosteño", el "Chóforo" es dueño de un estilo casi ameno, se puede leer sin aburrir demasiado pese a su pesado fardo de erudición. Al igual que las hamburguesas rápidas de MacDonald´s, este almanaque permite consulta rápida de datos biográficos manidos, anécdotas dudosas y cientos de esperpénticas citas inverificables. Es de cierta utilidad para escolapios de Secundaria. ¡Gastar en él más de 15 pesos sería un derroche criminal!

Se aceptan colaboraciones, no difamatorias ni calumniantes, eso sí, ingeniosas, cargadas de humor negro y absurdo, anécdotas recordables sobre personajes o grupos mafiosos que influyen malamente en nuestra dizque cultura.

Autorizada su reproducción parcial o total, pero con su crédito debido.

MANUELEZZ


Manuelezz, gran amigo de "La Avispa Roja" desde hace casi 30 años, se llamaba Manuel Gutiérrez Oropeza y fue periodista cultural que tuvo a su cargo muchas revistas y suplementos de periódicos. Murió el pasado 16 de agosto, a la edad de 55 años fulminado por un infarto al corazón. Nos acompañó con sus epigramas desde el número uno y pensábamos que celebraríamos el número cien, pero ya ven, la parca es alevosa, traidora y cabrona. En su honor, el poeta Roberto López Moreno compuso este:

Epigrama de adiós a Manuélezz

Nunca morirás Manuélezz,
porque dicho con justeza,
es tu palabra, Gutiérrez,
puritito oro que pesa.


CORRESPONDENCIA

El escritor y editor Bernardo Ruiz nos felicita por lo atinado, profundo y gracioso de nuestra publicación. Gracias, Bernardo, trabajamos duro para ello.

Josué Arcadio Buendía nos remite un poema precioso. Lamentamos no poder publicarlo, amigo, pues tu poema no da el perfil satírico requerido.

Francisco de la Parra nos reclama el poco parecido que tiene la viñeta de la portada del Núm. 6, a una avispa. En efecto, caro amigo nuestro, lo que sucedió es que la Avispa Roja se metamorfoseó kafkianamente en cucaracha.

DIRECTORIO DE LA AVISPA ROJA

Director general: José Luis Colín
Subdirector: Gonzalo Martré

CONSEJO EDITORIAL HONORÍFICO
Luzbel, Petronio, Celine, Novo, Rabelais, Leduc, Quevedo, Apuleyo, Palma, Trazegnies, Bierce, Tablada.

COLABORADORES
Juan Cervera, Vampiro Sax, Helio Montiel, Manuélezz, Roberto Valle, Gilberto Peña, Alfredo Arcos, Fárber, Cirilo Recio, René Lío.
Portada de la edición virtual de Eduardo Ortega, "Bacho"; interiores de la versión impresa, de Cofeen Serpas, viejo amigo de "La Avispa Roja", ya fallecido.

Imagen de La Avispa Roja 8

Imagen de La Avispa Roja 8



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

  1. Editorial
    Editorial por José Tlatelpas
    (ver versión en pdf)
  2. La Avispa Roja Num. 1
    Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré
    (ver versión en pdf)
  3. La Avispa Roja Num. 2
    Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré
    (ver versión en pdf)
  4. La Avispa Roja Núm. 3
    Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré
    (ver versión en pdf)
  5. La Avispa Roja Núm. 4
    Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré
    (ver versión en pdf)
  6. La Avispa Roja Núm. 5
    Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré
    (ver versión en pdf)
  7. La Avispa Roja Núm. 6
    Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré
    (ver versión en pdf)
  8. La Avispa Roja Núm. 7
    Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré
    (ver versión en pdf)
  9. La Avispa Roja Núm. 8
    Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré
    (ver versión en pdf)
  10. La Avispa Roja Núm. 9
    Artículo por José Luis Colín y Gonzalo Martré
    (ver versión en pdf)
Loading...