Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 32 - Especial sobre creadores del Pacífico
Publicación de junio, 1999.
Página previa Página siguiente

El escritor hispanofilipino Edmundo Farolán Romero

  Entrevista por José Tlatelpas   (version pdf)

José: ¿Cómo es que en Filipinas se habla castellano?

Edmundo: Filipinas fue provincia de España por 4 siglos (1521-1896).

José: ¿Qué tanta gente llegó a hablar castellano en Filipinas y quá tanta habla ahora?

Edmundo: Cuando España cedió Filipinas, Cuba y Puerto Rico en el tratado de París, los norteamericanos cambiaron radicalmente el sistema educativo de Filipinas, casi forzando a los filipinos aprender el inglés. Después de 50 años de esta radicalización educativa inglesa, la mayoría de los filipinos ya no hablaban el castellano. Los últimos literatos como Recto, Balmori, Bernabe, etc. escribieron hasta los mediados de este siglo. Después, ya desapareció casi por completo la literatura filipina en español.
Nuestra esperanza es reeducar a los jóvenes filipinos, enseñándoles el español por medio de los dialectos, en particular, el chavacano, que es el dialecto filipino que aproxima más al español que los otros dialectos indígenos.

José: ¿Por qué se ve más difusión a la literatura hispanofilipina en Canadá en Internet que en otros lugares, incluso Filipinas?

Edmundo: Porque Antonio Fernández y yo somos los únicos hispanistas filipinos aquí en Canada. Es posible que hayan otros movimientos. Sé de dos revistas en el internet, El Debate Electronico y Diario Filipino, pero escritos por españoles en España:
Kaibigankastil `s Home Page
El Debate Electrónico

José: Cuéntanos de tu revista hispanofilipina. Cuales son sus objetivos y qué ofrece a los lectores?

Edmundo: La Revista Filipina tiene como próposito central la difusión de la lengua y literatura filipina en español. En el aspecto linguístico, trata de buscar remedios o soluciones para vincular el indigenismo filipino por medio de los dialectos como el chabacano, cebuano, ilonggo, ilocano, etc. y el castellano, con el resultado de llevar a cabo una comunicación básica entre el mundo hispano y Filipinas.

En el aspecto literario, el objetivo es dar a conocer a los lectores los poetas,
novelistas, dramaturgos, ensayistas, periodistas, en fin, todos los escritores
filipinos que han escrito obras utilizando el español como medio de comunicación.

Fragmentos de sus obras, críticas e ilustraciones históricas, etcetera, para que el mundo hispano vea aspectos de la hispanidad de los filipinos.

José: ¿Qué otras fuentes tiene el público para poder acceder a la cultura en español de Filipinas?

Edmundo: Las bibliotecas en España llevan libros escritos por españoles como Unamuno, alemanes como Blumentritt sobre Rizal y la situación filipina. En inglés, hay varios libros escritos sobre la hispanización de Filipinas.

José: ¿Hay Academia de la Lengua Española en Filipinas?

Edmundo: Sí, todaviía existe la Academia Filipina, pero, con mucha lástima, sin el apoyo del gobierno filipino. Seguimos la batalla, participamos en conferencias internacionales... hemos existido por más de 70 años, pero lo que pasa es el alma filipina está vinculada con el alma hispánica; el único problema es la comunicación.

José: En la actualidad, ¿cómo ven los filipinos a los hipanohablantes, crees que aún existen lazos de identidad?

Edmundo: Sí, claro... nuestras fiestas, la religión cristiana mezclada con el indigenismo, muy parecido a México.. claro que existe el alma filipina que es muy española en su cultura y cristianismo, pero hemos perdido la lengua, y es cuestión de revitalizar los dialectos desde la perspectiva española.

El Dr. Edmundo Farolán Romero

El Dr. Edmundo Farolán Romero



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

Loading...