Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 152 - El poeta Xorge del Campo, sabio, pecador y casanova
Publicación de julio, 2009.
Página previa Página siguiente

Brevísima antología del Dr. Xorgeres

  Poesía por Xorge del Campo   (version pdf)

Brevísima antología
Del Dr. Xorgeres

Sabio, pecador y casanova

Selección por José Tlatelpas

Recién salido de un coito oloroso
Heme aquí de nuevo para otra condorita al vuelo,
el sexo vario de tubo de albañal,
boquiabierto bajo la noche ahíta y lluviosa.
Se diría que todo el prostíbulo ha pasado por aquí;
mi falo múltiple paralelo de tubo
no ha dejado huecos para el macho
porque las he tenido a todas.

…..

Abrase este viejadero,
hembras de gruesas mejillas de grasa,
pálidas indigentes,
yo soy Xorgeres falo poseso cráter de tus pechos,
concuspicencia entevenosa,
esperma lanzallamas.

Yo había echado atrás la conciencia
fue en otra época, desde luego,
pero ahora me sostiene una dignidad fúnebre.
A veces, sin embargo, estoy realmente apuesto
y así trato a la vida;
de hecho como un poetón, renegando
cuanto sufro horas lujurioso o el alcohólico en mí.

…..

Recuerda que un día fui mimo de lujuria
y todavía hago movimientos con sus ropas en las manos.
Y volveré a coser mi casa
(dolorida y simultáneamente
al hombre que si ha sido maloso
será denuesto y vil bordado,
pesadumbre, cosa flaca, humano quieto.
Y parado al borde de una charca
caeré dando una curva, un vuelo de ala adversa…

Famélico Cid

campeo
cabalgando las manos a través de
percales por muslos enrollados

de renacuajas de pecho mucoso traseros
reticentes y olores del vientre bajo…
¡Uf la prolongación de los malos aromas!
Ah con las manos alargadas,
el miembro erecto sobre pubis pelambreros.
Oh las promesas xorgeras
(a los tristes cráneos.

4

Y allá –testaruda Laura- por los frenéticos
(fusilamientos de luces rojas
Vomita el cielo,
Yuli resaca la zona roja brama,
pina nueva la publicidad prostibularia.
Y he aquí que el dique desamparado de mis nervios
-con la madrugada a cuestas,
bajo los paveses de las rumbas-
tiembla como el vaivén de las pestañas.

Oh armaduras para tal fulana
qué importa sea una golfa
cotidiana hotelerita,
trasero irresistible, uva que rumba:
mi orgullo
(pesado, luminoso
Aplasta y limpia
(el
barro
y
¡aclara!

……..

Cobarde putilla, cobarde yo: suspiro.
Y saboreado todavía mi cuerpo por su gorgoteo:
la soledad, la otra mitad del hogar,
busco agrio y vivaz…
¡verso miseria!

He aquí la esperanza y la desesperación mondadas
encima de los exprimidos viñedos hogareños.

….

He aquí las visiones insondables de mi mente
pero no según las dosis de los cuyos gérmenes
(deben ser destruidos/

……….

METAMORFOSIS: FUEGO

He aquí que me encuentro
entre ahogado ebrio y ciego,
miedoso de mí mismo, asustado de mi esqueleto:
5 mujeres me piden dinero con mi voz,
su cuerpo se envuelve con mi voz,
los deseos arrojadizos que silban alrededor de mi sexo
surgen
de la lujuria con mi voz…

Con todo, la metamorfosis es igual. Las sábanas forman
(praderas de crotones enmohecidos,
Las hembras honestas me toman a prueba y me devuelven
(con la bilis de su desaire
El puñal
rojo del recuerdo sobre el hogar constituido.

A varias muchachas que se confunden
(con mi desorden emocional:
helas aquí hijas del fuego decente,
señuelas del infierno matrimonioso,
quizá prostitutas no pero mariposas de satén rojo
y alas más sonoras que los abanicos de la noche.

……..

Ya no esposa
sino pechos bultos de grasa
descendidos para relevar el vientre
y Laura
mango nocturno cubierto de abejas zánganos.

Mira mi corazón: rayas, rayas: es un tigre
(que te sorprende en los azufres.
Esposa: el despertar era estañoso
(y se doraba de hembritas corruptas,
mezclándose pasiones, caricias
en sus senos con sábanas y sueños
y el hogar en el fondo de este infierno.

……….

ROJA SERPENTINA

Sol a mis Yulis
putañero regidor putañero carnicero putañero corsario
desplegado de especies y de moscas.

Sol a mis Bámboras
dormida manada de cangrejos bajo los espasmos de luz
sangren venereen sangren manada de carajos
aunque Iboa diga
te absuelvo putañero en nombre del prostíbulo
y mi sexo tarifado.

…………..

AMNESIA DE PURA VANIDAD

Con la corbata puesta ante toda esta putación,
he lanzado mi sensibilidad a la dispersión
mas no a la burocracia;
por eso ignoro si sus noches las pagué con días
y dije a Rosario de rodillas y 4, y 5, sólo tuvo febrero
interceptado por las fantasías de sombra:
he aquí todavía el sargazo de gritos
que todo acabaron
porque en el cerebro de las noches testarudas
la soledad
o la estupidez fueron a buscar el azúcar en la sal.

…………..

BUCARELITAS DE RON CADA NOCHE

Yuli de rostro
maquillado a lo efímero, sin sesos, sin futuro.
Perfecta cabeza de chorlito,
tierno yo, tierna la noche/
mancillada en afeites y rojeces,
destejida de arrugas
pero con lunares rojinegros de lágrimas,
sesos de bilé y de unos pesos,
fiebre la cabellera, carne y amoratadas debilitades.
Oh mujer tal como el Diablo te creó aún antes
que Eros te encontrara en mi lecho,
no te abras a mi cuerpo satánica cañada
para conmover mis epitelios
porque te poseo con mi desequilibrio monocorde.

…..

Y debes saber que otras mujeres me han triturado
el orgulloso macho
bajo sus vientres de matronas.
Por eso te digo que estoy de peor manera
que al regresar de las desconocidas prostibularias
encontradas en los hoteluchos miserables.
Y pues en verdad que ya no puedo
ofrecerte el sexo loco de la mocedad.
Mírame dolorido vuelto y revuelto sobre
los enclenques flancos,
pero el casimir Oxford, pero la cartera a tu disposición.

Recíbeme en esta noche ajamonada,
quiero mi vino de ilusiones.
Da cuenta que soy un X humillado
parco en el diccionario,
o devuélveme en las manos las cicatrices
que tu macho te hiciera.

………………..

RUMBA LAURADA

Laura
mandinga, Arada, Iboa
pregonación gemido precio
estrangulación gemido precio
estrangulación monetaria
(y cuando llegué a su zona
Mandinga Bámbora Iboa-
cuando llegué a la roja
Bámbora Iboa-
ya de ella quedaba Bámbora Iboa-
de sus pechos dos granos esparcidos
de pan a Pam! comidos);
pero esta ternura ramera
-quién te dio esta ternura ramera
de inmensa pena-
ramera
Bámbora de las zonas costeras
-esta desolada queja.

….

Transida o salomónica
con todo Rosario fue decente.
Porque me amó compuesto, caviloso,
(cadavérico o perjuro
cuando iba o retornaba
del vino fatídico, escarlata

y consta en actas del cabaretero.

Y no quiero decir que la hice
abnegada mujer de sociedad,
en joyas o pieles, pues se marchó
y vaciló y nunca hizo el amor en oro.
Fulguró más bien
y sin acatamientos replegó sus lloros.

………

Esta es mi casa/
hoy es una tumba
porque en ellas sólo vive un hombre…
Tú sabrás si quieres dar cuenta
de que mi virilidad se derramó por soledades
y borracheras de fracasos tremebundos.

Pero no creas por eso que no amé
a una esposa fiel honorable
prototipo de carne indiferente,
la oreja fragmentada,
y también su grasa triste.

Pero esos años a su cocina y a la cama
dejaron a un lado el que fui,
muy filósofo me vine abajo, poeta burocratizado
enalteciéndome en proporción al vino negro:
ah, vida con riñas ídem a soledad perraza.

Cejón, inhábil ebrio,
y la inteligencia suya estrangulaba mis acciones.
Y así que el nido hecho de pura bestia,
el que fui ya no tuvo gesto marital;
más bien el aire crudo y sin alcoholes:
murió cara de padre, el cutis marideño
y el corazón de-bien-amado-esposo.
Amén.

Me puse una X en nombre del corrupto
y de entonces me di a a vagar
como un potro desequilibrado,
que bien coceaba por cabaretuchos
y mal usaba la cabalgadura.

Pero la
soledad
fue
mi OBJETIVO…
un medio
mi alcoholizada
vida las rameras;

mi calvario
una mañana, atravesado y solo en un insulto,
torcido y coronado, cuando ya no resonó para mí
-ni una vez por la luz materna-
el gemido de las conciencias rectas.

Mírame aquí
negramente humeando, comprendiendo
inciertamente en caída, acobardándose
el recuerdo.

…..

Con todo, estas imágenes son demasiado reales
para una poética,
literatura prostibularia al fin y al cabo
y yo soy lobo realista que viene de iconostlar
o fornicar por las estepas rojas.

Borracho el amor daba golpes intensos
en la puerta de mi casa a las 5 de la mañana:
frondoso del temperamento abrí de para en par
(mis buenas ganas
y reclamé, bien fálico, confianza física acostado
(y ella acudió
a probar de esta espontánea posición.
Era Laura que venía amarme y la amé como vino
-el viñedo y el amor en gana.

“Locuaz en palabras y en el lecho loca”

….

Amor de alcoholes, Laura;
putita sorda y zarza de botella,
roca en el paso, roca en la dulzura,
amor de roca encima de otra roca.

“Locuaz en palabras y en el lecho loca”

….

Pero cómo quise su trasero de milano al fuego
cuando todavía los hombres hermosos iban al patíbulo
y las mujeres, bellísimas y tontas, al burdel.

……..

Ah mi gran noche poblada de caballos en llamas,
aquí sobre la flama de mis bucarelitas: la flama
de mis epitelios y mis soles/

……

Tomaste lo que quedaba de ternura con tus dedos,
enlazando las llamas entre el dedo índice y el trasero.
Por esto te llamé ardientísima Ximena
marchaste con el Poniente Cid.
Pero hiciste venir a mi ojo esta agua de dolor,
(tal contradicción
que a tu lado viví el verano cuando era otoño…
(Ah ciega la vida.

…………..

Yo hice mi servicio militar en las palabras
-más bien hombre erótico-
y sin fin he reanudado en toda esta vida
el paso a paso de mi sílaba original
(con mi sollozo.

Mi amor fue julio 9
y no se diga que no me he expuesto a cánceres negros

(las putas oscuras un día alcanzarán el día).

El poeta Xorge del Campo, vislumbrando metáforas, foto de Jorge Vargas

El poeta Xorge del Campo, vislumbrando metáforas, foto de Jorge Vargas



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

Loading...