Cdnflag La Redvista Electrónica de Cultura Latinoamericana en Canadá
Los Tesoros Culturales del Mundo Hispanohablante
Núm. 81 - Al Son de la Marimba
Publicación de julio, 2003.
Página previa Página siguiente

Homenajes a los marimbistas Nandayapa y Solís Álvarez

  Artículo por Ángel Trejo   (version pdf)

Tuxtla, Gutiérrez, Chis- El III Festival Internacional de Marimbistas concluyó el domingo 8 de junio con la entrega de premios a los triunfadores de los concursos III Nacional y XIX Estatal y homenajes a los maestros chiapanecos Zeferino Nandayapa y Arturo Solís Álvarez.

Los ganadores a nivel nacional fueron Jenny Argelia López Infante, originaria de esta ciudad, en la categoría de solista, quien fue premiada con 80 mil pesos. En categoría B, para compositores y arreglistas, el jurado declaró empate en el primer lugar entre Iván Cipactli, del Distrito Federal y Luis Augusto Rojas Aquino, oriundo de Tuxtla Gutiérrez.

El certamen estatal, en categoría libre, lo obtuvo ganado por la marimba "Fantasía" del municipio de Villaflores; el segundo lugar fue asignado a "Alma Chiapaneca" de Huixtla, de la región Soconusco. Los premios consistieron en 25 mil pesos para el primer lugar, 20 mil para el segundo y 15 mil al tercero.

En estos concursos, realizados simultáneamente con el Festival Internacional organizado por el Coneculta y las universidades Autónoma de Chiapas (UACH) y de Ciencias y Artes (UCACH) se interpretaron sinfonías de Beethoveen y Mozart.

Por otro lado, participantes de este encuentro hablaron sobre el significado que tiene para ellos el instrumento. Baudilio Ordóñez, de Guatemala, uno de los más prestigiados intérpretes, diseñador de una marimba pequeña con base en los modelos utilizados por los mayas quichés y kachiqueles, otorga a su instrumento una función mágica, además de artística, la misma que le dan los indígenas de su país entre quienes existe un "ajq’ojom" o dueño de la marimba.

"Hay la creencia de que cuando falta un integrante de la orquesta, uno puede ir a buscarlo con un lechucero y que siempre va a hallarlo uno en una banqueta listo a integrarse, porque el ajq’ojom lo manda a esperar trabajo", relata el maestro.

Otra de las ideas de los pueblos mayas de Guatemala, -al festival asistieron tres marimbas del país hermano: la del maestro Baudilio, la Sololá y de Los Pablos-, es la de que "si uno le pone a la marimba una cola de serpiente de cascabel, el instrumento tocará con mejor sonido".

También creen que si una mujer pasa cerca de las maderas de la marimba "pierden su sonido"; y tal es el peso social y económico de ésta que hasta un dicho popular le dice al instrumentista: "tienes estómago de marimbista".

En Chiapas, según dicen las generaciones más viejas, pues los jóvenes empiezan a tomarle distancia, especialmente los nacidos en medios urbanos de altos ingresos, se salta "de la cuna a una marimba y los primeros juguetes de un niño son una marimbita y sus bolillos".

"Yo empecé a tocar en serio y bien a los ocho años. Mis padres me engendraron, me hicieron y me amamantaron con música de marimba, la reina de todos los instrumentos", dice don Mario Zúñiga Bermúdez, músico de la orquesta "Corazón de Cielo" de San Cristóbal de las Casas.

La mitad de los diez grupos chiapanecos fueron marimbas infantiles y juveniles. Una de las que mayor impresión causó en el público fue la de Coapinalá, integrada por 48 niños entre los siete y 14 años. La primera generación acogió una niña de cuatro y a otro pequeño de cinco, que hoy es el solista.

"Son músicos natos, interpretan cualquier género, incluida la música de concierto", afirma su maestro y director José Ruiz Guanes, quien en una de las audiciones en el Teatro de la Ciudad "Emilio Rabasa" los hizo interpretar la pieza maestra de Guatemala "Ave lira" y el "Vals Tuxtla, ambos de alto grado de dificultad técnica.

Pero no sólo entre los pueblos más "marimberos y marimbistas" del mundo el contacto con el instrumento ocurre a edad temprana. También Katarzina Mickia, música polaca, se sintió atraída por el instrumento desde que era adolescente y cursaba la preparatoria en Varsovia.

"En mi país no había marimba, ni mucho menos podía estudiársele. Cuando la escuché me fascinó y decidí estudiarla, pero para ello tuve que ir a Alemania, donde incluso se construyen en el Estudio 49. En Alemania también existen cursos especializados para aprenderla", informa.

"¿Por qué me gustó? Porque tiene un sonido natural que me llega como un mensaje de la naturaleza. Me cala muy profundo en mi ser. En Alemania ocurre una cosa muy curiosa: gusta más a las mujeres que a los hombres, quienes se sienten más atraídos por el vibráfono, que se hace con metal.

"Tal vez por ser un instrumento de madera, nos atraiga más a las mujeres", comenta la marimbista polaca, quien asimismo dice que su instrumento -lo toca en conciertos sinfónicos en todo el mundo- es "más flexible y amable".

Ney Rosauro, quien impartió, al igual que el maestro Baudilio, Jesús Morales y Katarzina, varios talleres y clínicas a estudiantes de música chiapanecos, asegura que la marimba tiene sonidos para todos los géneros y un timbre muy especial que permite expresiones no fáciles de encontrar en todos los instrumentos.

Uno de los participantes más celebrados en el III Festival Internacional de Marimbistas fue el cubano Jesús Morales, quien impartió varias clínicas enfocada básicamente a la enseñanza de las diversas técnicas que existen en Guatemala, Nicaragua y México.

Aseguró que hay diversas técnicas para ejecutarla y la primera lección para un principiante consiste en saber que "las baquetas deben ser parte de nosotros, que son una extensión de nuestras manos, por lo que es importante hacer ejercicios continuos que nos permitan utilizar los bolillos como si fueran todos nuestros dedos.

Otra de las sencillas pero grandes lecciones de Morales, maestro en la Universidad Autónoma de Chiapas y fundador de la Orquesta Juvenil de Chiapas, consistió en recomendar a los marimbistas que siempre se coloquen con los pies firmes, de frente y en el centro de su instrumento para "tener un mejor dominio de toda la marimba".

Una de las expresiones más singurales del festival la dio el Grupo Tsotzil de Sololá, Guatemala -de la etnia maya- cuyos integrantes vinculan la música de la marimba con los sonidos de la "tierra, la selva, la estrellas, los árboles y los animales, en particular los pájaros".

En la interpretación de la "Danza de los Animales de la Noche", con marimba, huehuetles, teponaxtles, ocarinas, conchas de armadillo, caracolas, flautas, silbatos y palos de lluvia, el sonido de la marimba es la clave y contrapunto de una armoniosa sinfonía de las selvas guatemalteca, chiapaneca, de Brasil, Nicaragua o la lejana África.

Concluyó el festival de marimbistas con la entrega de premios a los triunfadores de los concursos III Nacional y XIX Estatal y homenajes a los maestros chiapanecos Zeferino Nandayapa y Arturo Solís Álvarez.

Concluyó el festival de marimbistas con la entrega de premios a los triunfadores de los concursos III Nacional y XIX Estatal y homenajes a los maestros chiapanecos Zeferino Nandayapa y Arturo Solís Álvarez.



Share

Página previa Página siguiente

Otras publicaciones dentro de este número.

Loading...